Un Estudio Sobre El Significado Del Hombre Natural Según Pablo.

El apóstol Pablo, una de las figuras más importantes del cristianismo, da a su público cristiano en aquel entonces una idea clara del significado del hombre natural. Utilizando sus cartas escritas a la iglesia, nos presenta una perspectiva profunda sobre quiénes somos y cómo pensar sobre nuestra identidad como parte de una creación perfecta de Dios.

Somos Criaturas de Dios
Pablo comienza con la afirmación inconfundible de que todos los hombres son criaturas de Dios: "Porque todos éstos (los pagano) asimismo provienen de uno y son hechura suya" (Romanos 1:20). Esta declaración es radicalmente transformadora para la percepción del hombre natural, ya que presenta al hombre como un ser visible creado por un ser invisible e inabarcable a nuestras mentes.

La Natureza Humana
Pablo nos trae luz acerca de la naturaleza humana al asegurar que todos somos una mezcla de bondad y de malicia. dependiendo de la influencia dirigida a nosotros. Ponemos esto en evidencia al leer Romanos 8:22, donde Pablo dice: "Sabemos además que toda creación gime indignada, hasta ahora". Esta versión refleja cómo el bien y el mal conviven dentro de nosotros y con la ayuda de Dios podemos guiarnos para elegir la vía de la rectitud.

Simplicidad de la Fe
En Romanos 1:5, Pablo hace referencia a la simplicidad de la fe como un tema central para los creyentes. Esto supone que la naturaleza humana no necesita de grandes complicaciones para lograr la salvación. Por el contrario, la fe es algo simple y vivido a través de la manera en la que nos acercamos a Dios.

Inmortalidad
Otra característica importante es la inmortalidad del hombre. La Biblia describe la muerte como una transición de un estado temporal a otro más real: el estado de vida eterna. Este proceso se explica en 1 Corintios 15:51: "He aquí, os digo un misterio: No todos moriremos; pero todos seremos transformados". En este pasaje, Pablo nos habla de la vida eterna como una realidad diferente a la que conocemos aquí. Esto sugiere que hay una fuerza superior dentro del hombre que sobrevive al tiempo material y se mueve hacia el futuro sin fin.

En conclusión, a través de sus escritos, Pablo nos proporciona una visión fascinante sobre el hombre natural. Como criaturas de Dios, somos una mezcla de bondad y malicia, con la capacidad de vivir en comunión con el Creador. La fe es algo simple que no requiere de grandes complicaciones. Y aunque estamos limitados en la tierra, existe una inmortalidad que nos lleva hacia una vida eterna.

Índice de Contenido
  1. Armando Alducín "El hombre natural no percibe las cosas espirituales"
  2. El hombre natural no conoce lo espiritual | Veracidad News
  3. Preguntas Relacionadas
    1. ¿Cuáles son las principales características del hombre natural según Pablo?
    2. ¿Cómo describe Pablo el estado espiritual del hombre natural?
    3. ¿Qué medios propone Pablo para salvar al hombre natural?
    4. ¿Cómo influye la gracia de Dios en la vida del hombre natural?
    5. ¿Cuáles son los resultados esperados para un hombre natural que recibe a Cristo como su Salvador?
  4. Conclusión

Armando Alducín "El hombre natural no percibe las cosas espirituales"

El hombre natural no conoce lo espiritual | Veracidad News

Preguntas Relacionadas

¿Cuáles son las principales características del hombre natural según Pablo?

Los escritos de Pablo se encuentran dentro del canon bíblico a través de los evangelios y los libros de la epístolas. En su obra, Pablo da una especial importancia al hombre natural y sus características. Entre ellas, se destacan:

Separados de Dios: Pablo muestra en sus escritos la separación entre Dios y el hombre natural. Esta es la causa de la condición espiritual sumergida en pecado y la tendencia al mal.

Dominados por el Pecado: Como consecuencia de la separación con Dios, el hombre natural se encuentra dominado por el pecado, lo que impide que lleve una vida recta y santa.

Trabajan desde la Pasividad: El hombre natural realiza trabajos, pero éstos no provienen de una genuina satisfacción, sino de la pasividad y la resignación de vivir en un mundo controlado por el pecado.

Viven en la Ignorancia: La tendencia al pecado provoca a su vez la ignorancia en el hombre natural. Se encuentran fuera del alcance de la gracia de Dios y subsisten en la ignorancia espiritual.

En conclusión, las principales características del hombre natural según lo enseñado por Pablo, son:

  • Separados de Dios
  • Dominados por el pecado
  • Trabajan desde la pasividad
  • Viven en la ignorancia

Estas características son los motivos que conducen al hombre natural hacia el arrepentimiento y la redención mediante la gracia de Jesucristo.

¿Cómo describe Pablo el estado espiritual del hombre natural?

Pablo describe el estado espiritual del hombre natural de forma clara y profunda en la Biblia. Según lo escrito por Pablo, el hombre natural es totalmente impotente para salvarse a sí mismo y se encuentra bajo la condenación divina.

Esto se debe a que el pecado del hombre ha frustrado la relación perfecta entre Dios y el hombre, y el hombre ahora está separado de Dios.

El estado espiritual del hombre natural según Pablo se resume en los siguientes puntos:

  • Está muerto en pecados (Efesios 2: 1)
  • Tiene una mente incrédula (Romanos 11: 7)
  • Está al margen de Cristo (Romanos 5: 12)
  • Es esclavo del pecado (Romanos 6: 17-18)
  • Está sin esperanza (Efesios 2: 12)
  • Está condenado a morir (Romanos 5: 16)
  • Está bajo juicio de Dios (Romanos 3: 19-20)

Por lo tanto, Pablo describe el estado espiritual del hombre natural como un estado de separación de Dios, impotencia para salvarse a sí mismo y condenación divina.

¿Qué medios propone Pablo para salvar al hombre natural?

El Apóstol Pablo es uno de los fundamentos fundamentales con los que nuestra fe cristiana descansa. Fue el responsable de varias obras inspiradas por Dios, como las Epístolas a los Romanos, Filipenses, Corintios y Efesios, entre otros.

Estas cartas revelan el plan de Dios para salvar al hombre natural a través del sacrificio de Jesucristo, su Hijo amado. Y, a continuación, podemos ver cuáles son los medios principales propuestos por Pablo:

  • Por medio de la gracia: A través de las escrituras, Pablo muestra que el único medio de la salvación es la gracia de Dios, que fue proclamada desde la eternidad. El hombre natural no puede salvarse por sus propias acciones. La gracia de Dios es el mayor regalo que Él le da al hombre.
  • A través de la fe: A partir de la fe en Cristo Jesús, el hombre recibe el perdón de sus pecados. La fe, entendida como la aceptación genuina de la verdad de Cristo, es el segundo medio por el cual Dios salva al hombre.
  • Por medio del nuevo nacimiento: El tercer medio propuesto por Pablo para salvar al hombre, es el nuevo nacimiento. El nuevo nacimiento significa que el hombre debe nacer de nuevo para poder experimentar la salvación de Cristo. Se trata de un renacer espiritual, en el que el hombre nace de la muerte a la vida.

Si bien existen otras formas mencionadas por el apóstol Pablo para salvar al hombre natural, estas tres son las principales. La gracia de Dios, la fe en Cristo, y el nuevo nacimiento. Estos tres medios nos ofrecen la única forma de alcanzar la salvación, aquella que solo el Señor Jesús puede proporcionar.

¿Cómo influye la gracia de Dios en la vida del hombre natural?

La gracia de Dios influye profundamente en la vida del hombre natural. La Biblia nos dice que, “Porque por gracia habéis sido salvos, mediante la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios” (Éfesios 2:8). Esto significa que a través de la gracia de Dios, los hombres reciben una nueva vida, la vida en Cristo, a través de la fe.

Por lo tanto, la gracia de Dios nos da dos cosas: la salvación y la vida eterna. Si confiamos en la obra que Jesús hizo por nosotros en la cruz, podemos experimentar la salvación de todos nuestros pecados y experimentar una nueva vida en Cristo. Esta es la gracia de Dios para nosotros.

Además, la gracia de Dios nos permite experimentar el don de Dios: el perdón. Dios nos ama tanto que nos otorga su gracia y nos perdona todos nuestros pecados si nos arrepentimos y le aceptamos como nuestro Salvador. Esta es la gracia de Dios en acción.

La gracia de Dios también nos ayuda a vivir una vida plena y saludable. Él suministra las fuerzas necesarias para resistir las tentaciones y seguir adelante a pesar de las dificultades. La Biblia nos dice, “Y el Señor tu Dios te llenará de toda bendición en el suelo de que juró a tus padres, dándote a ti la bendición del cielo de arriba, y la bendición del abismo que yace abajo” (Deuteronomio 28:12). Gracias a Dios, no estamos solos. Él nos guía y nos ayuda a vivir una buena vida en Cristo cada día.

Por último, la gracia de Dios nos trasciende de esta vida al Reino de los Cielos. Una vez que hemos aceptado la gracia de Dios, nos convertimos en hijos amados de Dios. Esto significa que cuando muramos, nos llevaremos nuestra vida en Cristo y estaremos con Él para siempre. La Biblia lo dice así, "Cristo nos liberó para que vivamos una vida nueva. Por eso, vivamos de acuerdo a la verdad expresada en el amor" (Efesios 4:22-25).

En resumen, la gracia de Dios es el poder y la fuerza que nos permite experimentar la salvación, el perdón y la vida eterna. Esta gracia es lo que nos permite ser hijos amados de Dios y experimentar alegría, paz y satisfacción en nuestras vidas. De esta forma, la gracia de Dios nos ayuda a vivir la vida abundante que Él desea para nosotros.

¿Cuáles son los resultados esperados para un hombre natural que recibe a Cristo como su Salvador?

Los resultados esperados para un hombre natural que recibe a Cristo como su Salvador son múltiples y poderosos. Cuando una persona recibe a Jesucristo como su Señor y Salvador, el Espíritu Santo entra inmediatamente en el interior y se produce un verdadero cambio en el corazón. Esto trae consigo profundas transformaciones, tanto personales como espirituales. Dichos cambios provienen de la presencia y obrar del Espíritu Santo en el corazón de la persona. A continuación, enumeramos los resultados esperados para un hombre natural que recibe a Cristo como su Salvador:

  • Reconciliación con Dios: Al convertirse, nuestra relación personal con Dios se restaura. En lugar de estar apartados de El, ahora nos encontramos en una nueva relación de amistad con Él.
  • Nueva vida espiritual: Tras aceptar a Jesucristo como nuestro Salvador, recibimos la nueva vida de Dios, lo cual nos permite experimentar la salvación y el perdón de Dios. Nuestra vida espiritual nace nuevamente.
  • Nuevo propósito en la vida: La palabra de Dios nos enseña a tener un propósito más grande en la vida que aquel que se basa en las aspiraciones propias. Debemos buscar los planes divinos para nosotros, vivir según ellos y servir a Dios en la tierra.
  • Perdón de los pecados: Cuando aceptamos a Jesucristo como nuestro Salvador, recibimos el perdón de todos nuestros pecados. Dios nos limpia de nuestra culpa y nos ofrece un camino hacia la reconciliación con Él.
  • Vida eterna: El resultado culminante de la conversión cristiana es la salvación eterna. Al creer en Jesucristo, recibimos la promesa de una vida eterna junto a Dios en el cielo. Este regalo de Dios no tiene precio.

Estos son solo algunos de los resultados que un hombre natural puede esperar al recibir a Cristo como su Salvador. La decisión de acoger al Señor Jesucristo como nuestro Salvador es la mayor decisión que un hombre puede tomar en su vida. Esta decisión te ayudará a experimentar la transformación y la plenitud de una vida dirigida por Dios.

Conclusión

En conclusión, el estudio realizado sobre el significado del hombre natural según Pablo nos ha demostrado que existe una relación entre la naturaleza humana, la salvación en Cristo y la liberación de la esclavitud al pecado. Por un lado, Pablo exhorta a los creyentes a no conformarse al mundo, sino buscar una vida de virtud y santidad para mantener la fe en Jesucristo.

Por otro, Pablo también nos habla de la restauración ofrecida por Dios, quien nos llama a ser transformados por la obra del Espíritu Santo para llevarnos a la verdadera libertad en Cristo, que nos permite experimentar el gozo de la justicia divina. Finalmente, Pablo nos ayuda a entender que en Cristo nos reconciliamos con Dios y somos redimidos de nuestros pecados, lo que nos otorga el acceso a la vida eterna.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Un Estudio Sobre El Significado Del Hombre Natural Según Pablo. puedes visitar la categoría Estudios Bíblicos.

¡Más Contenido!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Usamos cookies para brindarte una experiencia personalizada, guardando tus preferencias y recordando tus visitas. Si presionas «Continuar», estarás dando tu consentimiento para usar todas las cookies. Sin embargo, si lo deseas, puedes visitar «Leer Más» para elegir qué cookies aceptar. Leer Más