Todo Me Es Licito Pero No Todo Me Conviene: ¿Qué Quiere Decir La Biblia?.

Gálatas 5:22-23

Pero el fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, paciencia, amabilidad, bondad, fe,

Juan 14:27

Dejo en paz con ustedes; mi paz les doy. No les doy como el mundo da. No se turbe su corazón ni teman.

Filipenses 4:6-7

No se angustien por nada, sino en todo, mediante oración y súplica con acción de gracias, sean conocidas sus peticiones a Dios. Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará sus corazones y sus mentes en Cristo Jesús.

Mateo 6:25-34

“Por tanto os digo: No os afanéis por vuestra vida, qué habéis de comer o qué habéis de beber; ni por vuestro cuerpo, qué habéis de vestir. ¿No es la vida más que el alimento, y el cuerpo más que el vestido? Mirad las aves del cielo; no siembran, ni siegan, ni recogen en graneros; y vuestro Padre celestial las alimenta. ¿No valéis vosotros mucho más que ellas?

Salmos 46:1-3

Dios es nuestro refugio y nuestra fuerza, un auxilio siempre presente en la tribulación. Por tanto, no temeremos cuando se derritan los montes y se sacuden los fundamentos de los cerros, cuando bramen y se turben sus aguas.

Salmos 23:1-6

El Señor es mi pastor, nada me falta. Me hace descansar en pastos verdes, me guía junto a aguas tranquilas, me da aliento. Me guía por senderos de justicia por amor a su nombre. Aunque camine en valle de sombra de muerte, no temeré mal alguno, porque tú estás conmigo; tu vara y tu cayado me dan seguridad. Me preparas un banquete a la vista de mis enemigos. Me unges con perfume, mi copa rebosa. Tu bondad y tu misericordia me acompañarán todos los días de mi vida, y habitaré en la casa del Señor para siempre.

Mateo 11:28-30

“Venid a mí todos los que estáis cansados y oprimidos, y yo os aliviaré. Tomad mi yugo sobre vosotros y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón, y hallaréis descanso para vuestras almas. Porque mi yugo es fácil y mi carga ligera.”

Salmos 55:22

Echad sobre Jehová vuestras inquietudes, y él os sustentará; jamás permitirá que el justo sea removido.

1 Pedro 5:7

Echad sobre él toda vuestra ansiedad, porque él tiene cuidado de vosotros.

Pilipenses 4:19

Y mi Dios suplirá todo lo que os falta conforme a sus riquezas en gloria en Cristo Jesús.

Índice de Contenido
  1. NO TODO EL QUE ME DICE SENOR ENTRARA, Yiye Avila
  2. Respuesta judía a un pastor (por qué los judíos no creemos en Jesús)
  3. ¿Qué quiere decir licito en la Biblia?
  4. ¿Qué cosas son licitas pero no convienen?
  5. ¿Que me conviene según la Biblia?
  6. ¿Qué quiere decir 1 Corintios 10 23?
  7. Preguntas Relacionadas
    1. ¿Qué versículo de la Biblia se refiere al tema?
    2. ¿A qué se refiere con "todo me es licito"?
    3. ¿Qué quiere decir "pero no todo me conviene"?
    4. ¿Hay algunos ejemplos en la Biblia de lo que podría ser licito pero no conveniente?
    5. ¿Cómo podemos saber si algo es licito o no?
  8. Conclusión

NO TODO EL QUE ME DICE SENOR ENTRARA, Yiye Avila

Respuesta judía a un pastor (por qué los judíos no creemos en Jesús)

¿Qué quiere decir licito en la Biblia?

La palabra "licito" se usa en la Biblia para referirse a una acción que es permitida según la ley. En general, la ley divina establece lo que es y no es permitido para los seres humanos. Sin embargo, hay momentos en que la ley humana es superior a la ley divina.

Por ejemplo, en el Nuevo Testamento, Pablo dice que es mejor obedecer a las autoridades humanas que a Dios (Romanos 13:1-7). Esto es porque Dios nos ha dado las autoridades humanas para dirigirnos y protegernos. La Biblia también enseña que debemos ser obedientes a las leyes de nuestros países (1 Pedro 2:13-17).

¿Qué cosas son licitas pero no convienen?

(I Corintios 6: 12)

La pregunta acerca de qué cosas son licitas pero no convenientes puede ser uno de los mayores desafíos a la integridad personal. A menudo, el problema surge cuando lo que es legal no es necesariamente lo que es moral o ético. Por ejemplo, la ley permite que las personas se divorcien, pero eso no significa que sea moralmente correcto hacerlo. Otra posible situación podría ser fumar cigarrillos, que es legal, pero no es saludable.

Es importante tener en cuenta que la Biblia nos llama a vivir de acuerdo con un estándar más alto que el de la simple legalidad. En Mateo 5: 27-28, Jesús dijo: “Mirad, no cometáis adulterio. Mirad, yo os digo que cualquiera que mira a una mujer para codiciarla, ya ha cometido adulterio con ella en su corazón”. De esto se deduce que no solo es importante lo que hacemos, sino también lo que pensamos.

La Biblia también nos dice que debemos considerar los efectos de nuestras acciones, no solo en nosotros mismos, sino también en los demás. Por ejemplo, en 1 Corintios 6: 18, leemos: “Huye de la fornicación. Todo pecado que el hombre comete es sin el cuerpo; pero el que comete fornicación peca contra su propio cuerpo”.

Aquí, Pablo está diciendo que el acto sexual fuera del matrimonio no solo es pecaminoso, sino que también es dañino para la persona que lo comete. Dado esto, podemos ver por qué algo que es legal no siempre es lo mejor para nosotros o para los demás.

¿Que me conviene según la Biblia?

1-La Biblia dice en 2 Pedro 3:9 que el Señor no tardará en cumplir su promesa, como algunos piensan, sino que tiene paciencia para con nosotros, no queriendo que nadie se destruya, sino que todos procedan al arrepentimiento.

Dios quiere que todos se salven y lleguen al pleno reconocimiento de la verdad.2- En 1 Timoteo 2:4 dice "que quiere que todos los hombres se salven y lleguen al pleno reconocimiento de la verdad".3- Por lo tanto, según la Biblia, lo que me conviene es arrepentirme de mis pecados y aceptar a Jesucristo como mi Salvador personal.

¿Qué quiere decir 1 Corintios 10 23?

El versículo 10:23 dice: “Todo me es lícito, pero no todo conviene; todo me es lícito, pero no todo edifica.

Este versículo nos enseña que aunque tenemos libertad en Cristo, no debemos usar esa libertad de manera sin sentido o dañina. Debemos considerar si lo que estamos haciendo es construir a los demás y a nosotros mismos, o si simplemente estamos sirviendo a nuestros propios deseos y apetitos.

Preguntas Relacionadas

¿Qué versículo de la Biblia se refiere al tema?

Sométase toda persona a las autoridades superiores; porque no hay autoridad sino de parte de Dios, y las que existen, por Dios han sido constituidas.” (Romanos 13:1)

¿A qué se refiere con "todo me es licito"?

No hay nada que se me prohíba. Esta frase es una manera de decir que no hay nada malo en lo que estoy haciendo. Puede ser utilizada para justificar el pecado, ya que si no hay nada malo en lo que estoy haciendo, entonces no estoy cometiendo pecado.

¿Qué quiere decir "pero no todo me conviene"?

1 Corintios 6:12 dice: "Todo me es lícito, pero no todo me conviene. Todo me es lícito, pero no haré que nada me domine".

Esto quiere decir que, aunque el cristiano tiene libertad en Cristo para hacer lo que quiera, no todo es beneficioso para él. Por ejemplo, aunque no hay nada malo en beber vino en moderación, un cristiano puede decidir no beber porque sabe que esto puede llevarlo a la embriaguez y esto no es bueno para él.

Otro ejemplo podría ser el sexo. Dios no tiene nada contra el sexo, pero sabe que el sexo fuera del matrimonio puede causar muchos problemas, por lo que un cristiano puede decidir abstenerse de tener relaciones sexuales fuera del matrimonio.

¿Hay algunos ejemplos en la Biblia de lo que podría ser licito pero no conveniente?

En la Biblia hay algunos ejemplos de lo que podría ser licito pero no conveniente. Un ejemplo de esto es el matrimonio de Isaac y Rebeca. Isaac era un hombre justo, pero no era conveniente que se casara con su prima Rebeca porque ella era de la misma familia que él (Gén. 24:1-4). Otro ejemplo es cuando el rey Solomon se casó con muchas mujeres extranjeras. Esto fue permitido por Dios, pero no fue conveniente porque estas mujeres llevaron a Solomon a adorar a sus dioses (1 Reyes 11:1-8).

¿Cómo podemos saber si algo es licito o no?

La licitud o ilicitud de una acción es, en general, un concepto moral. Se trata de discernir si una acción es correcta o incorrecta, adecuada o inadecuada, conforme o no conforme a la voluntad de Dios.

En el contexto de la fe cristiana, la pregunta sobre la licitud o ilicitud de una acción está íntimamente relacionada con la cuestión de la obediencia a Dios. Obedecer a Dios significa hacer lo que Él nos manda, y lo que Él manda nosotros lo consideramos como legítimo o lícito. Por otro lado, si algo va en contra de lo que Dios manda, lo consideramos como ilícito o pecaminoso.

La Biblia es, por supuesto, nuestra fuente principal para saber qué es lo que Dios manda. En las Escrituras, Dios nos ha revelado Su voluntad de manera clara y precisa, y es en ellas donde podemos encontrar los criterios para discernir lo que está bien y lo que está mal.

Algunas acciones son obviamente ilícitas, como el asesinato, el robo o la mentira. Otras pueden no ser tan evidentes, y es aquí donde necesitamos buscar la orientación de Dios a través de Su Palabra.

Una de las formas en que Dios nos orienta es mediante los principios básicos de Su Ley, los cuales nos enseñan los fundamentos de Su voluntad. Estos principios nos ayudan a discernir lo que está bien y lo que está mal en muchas situaciones de la vida.

Otra forma en que Dios nos guía es a través de las instrucciones específicas que nos da en Su Palabra para ciertas situaciones. Por ejemplo, en la Biblia podemos encontrar instrucciones sobre cómo debemos comportarnos en el matrimonio, en el trabajo, en la iglesia, y en nuestras relaciones con los demás.

En último lugar, Dios nos guía también mediante el ejemplo de Jesucristo. Jesús es nuestro perfecto modelo de obediencia, y su vida nos muestra de manera concreta cómo debemos vivir para agradar a Dios.

En suma, podemos saber si algo es licito o no si nos basamos en la Palabra de Dios. La Biblia es nuestra fuente principal de orientación, y en ella podemos encontrar los principios y las instrucciones que necesitamos para discernir lo que está bien y lo que está mal.

Conclusión

La Biblia dice en 1 Corintios 6:12 "Todo me es permitido, pero no todo me conviene. Todo me es permitido, pero no haré que ninguna cosa me domine". Esto significa que podemos hacer cualquier cosa que queramos, pero no todo lo que queramos es beneficioso para nosotros. Debemos tener cuidado de no dejarnos llevar por las cosas que nos hacen daño.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Todo Me Es Licito Pero No Todo Me Conviene: ¿Qué Quiere Decir La Biblia?. puedes visitar la categoría Respuestas Cristianas.

Avatar De Ronald Padron

Ronald Padron

Licenciado en Comunicación Social, Redactor Web y Editor de Textos.

¡Más Contenido!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Usamos cookies para brindarte una experiencia personalizada, guardando tus preferencias y recordando tus visitas. Si presionas «Continuar», estarás dando tu consentimiento para usar todas las cookies. Sin embargo, si lo deseas, puedes visitar «Leer Más» para elegir qué cookies aceptar. Leer Más