Ruddy Gracia: Predicas Escritas Que Inspiren Y Te Motive A Vivir Una Vida De Gracia..

La gracia es un don de Dios a los seres humanos, que nos permite estar en armonía con él y ser parte de su familia. Nosotros no merecemos este don, pero él nos lo da de todos modos, porque nos ama. Vivir en gracia significa vivir en el amor y la aceptación de Dios, y eso nos cambia por dentro. Como resultado, nos volvemos más amorosos, compasivos y misericordiosos con los demás, y estamos más dispuestos a perdonar. La gracia nos cambia por dentro, y eso se ve en nuestras acciones.

  1. Jesús es el buen pastos - "El buen pastor da su vida por las ovejas" (Juan 10:11).
  2. Jesús nos conoce personalmente - "Porque él conoce bien los caminos de los hombres, y sabe cuál es su proceder" (Salmos 1:6).
  3. Jesús nos ama sin condiciones - "Pero Dios muestra su amor para con nosotros, en que siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros" (Romanos 5:8).
  4. Jesús cumplió la voluntad de Dios - "Porque no he hablado por mi propia cuenta, sino que el Padre mismo, que me envió, me dijo lo que debo decir y hablar" (Juan 12:49).
  5. Jesús es el hijo de Dios - "Así que, de la misma manera que el Padre levantó de los muertos al Hijo, también el Hijo a los que él quiere levantar" (Juan 5:21).
  6. Jesús ha venido a salvarnos - "Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna" (Juan 3:16).
  7. Jesús es el camino, la verdad y la vida - "En esto consiste el amor: no en que nosotros hayamos amado a Dios, sino en que él nos amó a nosotros, y envió a su Hijo en propiciación por nuestros pecados" (1 Juan 4:10).
  8. Jesús nos da vida abundante - "Yo les he hablado estas cosas para que en mí tengan paz. En el mundo tendrán aflicción; pero confién. Yo he vencido al mundo" (Juan 16:33).
  9. Jesús es la luz del mundo- "Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí" (Juan 14:6).
Índice de Contenido
  1. El Poder de la Gratitud | Bishop Ruddy Gracia
  2. PASOS DE DOLOR, PASOS DE VICTORIA | Servicio En Vivo con Bishop Ruddy Gracia
  3. Preguntas Relacionadas
    1. ¿Qué es la gracia?
    2. ¿De dónde viene la gracia?
    3. ¿Por qué necesitamos gracia?
    4. ¿Cuáles son los efectos de la gracia en nuestras vidas?
    5. ¿Cómo podemos vivir una vida de gracia?
  4. Conclusión

El Poder de la Gratitud | Bishop Ruddy Gracia

PASOS DE DOLOR, PASOS DE VICTORIA | Servicio En Vivo con Bishop Ruddy Gracia

Preguntas Relacionadas

¿Qué es la gracia?

La gracia es un término utilizado en religión para describir el don de Dios a los seres humanos de la salvación o el perdón. La idea de la gracia se encuentra en muchas religiones, pero tiene un significado especial en el cristianismo.

En la Biblia, la gracia es descrita como la misericordia y el amor de Dios hacia los seres humanos. La Biblia dice que Dios es misericordioso y que su misericordia es eterna (Salmo 136: 1-9). La Biblia también enseña que Dios es amor (1 Juan 4: 8). Estas son las dos características principales de la naturaleza de Dios que se muestran en su relación con los seres humanos.

La gracia de Dios es especial porque es un don que no podemos merecer. No podemos ganar la gracia de Dios por nuestras buenas acciones. La Biblia dice que somos justificados por la fe, no por las obras (Efesios 2: 8-9). Esto significa que Dios nos perdona y nos acepta a pesar de nuestros pecados. Dios nos ama y nos quiere tanto que nos da la gracia aunque no la merezcamos.

La gracia de Dios es especial también porque nos da la salvación. La Biblia enseña que todos los seres humanos son pecadores (Romanos 3: 23). Esto significa que hemos cometido pecados contra Dios y estamos separados de él.

Pero Dios nos ofrece la salvación a través de Jesucristo. Jesucristo es el Hijo de Dios que vino al mundo para morir por nuestros pecados. Cuando aceptamos a Jesús como nuestro Salvador, Dios nos perdona y nos acepta como hijos e hijas amados. La Biblia dice que la salvación es un don de Dios (Efesios 2: 8). Esto significa que no podemos ganarla o merecerla. Solo Dios puede darnos la salvación.

La gracia de Dios es especial también porque nos da la vida eterna. La Biblia enseña que todos los seres humanos moriremos un día (Hebreos 9: 27). Pero Dios nos da la vida eterna a través de Jesucristo. Cuando aceptamos a Jesús como nuestro Salvador, Dios nos promete que tendremos la vida eterna con él. La Biblia dice que la vida eterna es un don de Dios (Juan 3: 16). Esto significa que no podemos ganarla o merecerla. Solo Dios puede darnos la vida eterna.

La gracia de Dios es especial también porque nos cambia. La Biblia enseña que todos los seres humanos nacemos con una naturaleza pecaminosa (Romanos 5: 12). Esto significa que hacemos lo malo y no podemos hacer lo bueno. Pero Dios nos cambia cuando aceptamos a Jesús como nuestro Salvador. Dios nos da un nuevo corazón y un nuevo espíritu.

Nos llena con su Espíritu Santo. Y nos transforma en hijos e hijas amados. La Biblia dice que Dios nos ha cambiado de pecadores a santos (Colosenses 1: 13). Esto significa que Dios ha hecho un cambio radical en nosotros. Él nos ha perdonado y nos ha aceptado como hijos e hijas amados.

La gracia de Dios es un don que nos cambia para siempre. Es un don que nos da salvación, vida eterna y una relación personal con Dios. Nos invita a aceptarlo hoy.

¿De dónde viene la gracia?

De donde viene la gracia? Según la Biblia, Dios es quien nos da la gracia. Es su favor y misericordia hacia nosotros, los pecadores. No la merecemos ni la podemos ganar. Solo Dios puede otorgarla a quienes le piden perdón y quieren vivir para él. La gracia cambia nuestra vida porque nos da una nueva perspectiva. Miramos las cosas de manera diferente a como las mirábamos antes. Vivimos para agradar a Dios y no a nosotros mismos. La gracia es un don precioso que debemos aceptar y agradecer.

¿Por qué necesitamos gracia?

La gracia es necesaria porque nos ayuda a darnos cuenta de nuestra propia espiritualidad. Somos espirituales, pero a menudo no podemos vernos a nosotros mismos como tal. La gracia es un don de Dios que nos permite darnos cuenta de lo espirituales que somos. Somos seres espirituales con un cuerpo físico, pero a veces olvidamos que somos espirituales. La gracia nos ayuda a recordarlo.

¿Cuáles son los efectos de la gracia en nuestras vidas?

En primer lugar, la gracia nos da una nueva perspectiva sobre nosotros mismos. Antes éramos pecadores perdidos, condenados a separarnos de Dios para siempre. Pero ahora, tenemos una nueva identidad. Somos hijos e hijas de Dios, amados y aceptados por Él. Esto cambia todo. Nos vemos a nosotros mismos de una manera completamente diferente.

En segundo lugar, la gracia nos da una nueva perspectiva sobre los demás. Antes, veíamos a los demás como competidores o enemigos. Pero ahora, los vemos como hermanos y hermanas en Cristo. Todos los que hemos recibido la gracia de Dios somos parte de la misma familia. Esto cambia la forma en que interactuamos con los demás.

En tercer lugar, la gracia nos da una nueva perspectiva sobre el mundo. Antes, este mundo era nuestro hogar. Pero ahora, sabemos que este mundo no es nuestro hogar. Somos extranjeros y peregrinos aquí. Esto nos ayuda a no aferrarnos a las cosas de este mundo, sino a buscar las cosas de Dios.

En cuarto lugar, la gracia nos da una nueva perspectiva sobre la muerte. Antes, la muerte era algo que temíamos. Pero ahora, sabemos que la muerte es sólo un puente que cruzamos para llegar a nuestro verdadero hogar, que está en el cielo. Esto nos ayuda a no temer la muerte, sino a verla como un portal para una mejor vida.

¿Cómo podemos vivir una vida de gracia?

La gracia es un don de Dios que nos permite vivir una vida abundante y plena. Dice en Juan 10:10: "El ladrón no viene sino para robar, matar y destruir; yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia." Dios quiere que vivamos una vida llena de gracia, amor y abundancia. Pero, ¿cómo podemos lograrlo?

Primero, debemos reconocer que somos pecadores y que necesitamos de la gracia de Dios. Somos injustos e inmerecidos de su amor, pero Dios nos ama aun así. Él nos ofrece su gracia gratuitamente, aunque no la merecemos.

Segundo, debemos arrepentirnos de nuestros pecados y pedirle perdón a Dios. Debemos abandonar nuestros caminos malvados y decidir seguir a Cristo. Él es el único que puede perdonar nuestros pecados y darnos una nueva vida.

Tercero, debemos aceptar a Cristo como nuestro Señor y Salvador. Debemos dejar nuestras vidas en Sus manos y permitir que Él nos guíe y nos muestre Su camino. Cuando aceptamos a Cristo, Él nos da Su Espíritu Santo para que vivamos una vida de santidad.

Cuarto, debemos vivir nuestras vidas en obediencia a Dios. Debemos seguir Sus mandamientos y vivir de acuerdo a Su voluntad. Debemos buscar Su rostro cada día y orar para que Él nos guíe.

Quinto, debemos ser testigos de Cristo. Debemos compartir el Evangelio con los demás para que ellos también puedan conocer a Cristo y recibir Su gracia. Debemos ser luz en medio de las tinieblas para mostrarles a los demás el camino a la salvación.

Si vives tu vida de esta manera, entonces podrás vivir una vida llena de gracia. Dios te bendecirá y te llenará de Su amor y de Su abundancia.

Conclusión

La gracia de Dios es un don precioso que nos ha sido otorgado a través de Jesucristo. Debemos vivir agradecidos por este don y buscar agradar a Dios con nuestra vida. Esto significa vivir de acuerdo a Sus principios, seguir Sus mandamientos y ser obedientes a Su Palabra. Al hacer esto, estaremos viviendo una vida de gracia que glorificará a Dios y será una bendición para nosotros mismos y para los demás.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Ruddy Gracia: Predicas Escritas Que Inspiren Y Te Motive A Vivir Una Vida De Gracia.. puedes visitar la categoría Prédicas.

Avatar De Ronald Padron

Ronald Padron

Licenciado en Comunicación Social, Redactor Web y Editor de Textos.

¡Más Contenido!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Usamos cookies para brindarte una experiencia personalizada, guardando tus preferencias y recordando tus visitas. Si presionas «Continuar», estarás dando tu consentimiento para usar todas las cookies. Sin embargo, si lo deseas, puedes visitar «Leer Más» para elegir qué cookies aceptar. Leer Más