¿Qué Son Las Detracciones Según La Biblia?.

Las detracciones son el acto de hablar mal de otra persona a sus espaldas. La Biblia dice que debemos evitar las detracciones porque son malas y dañinas. Las detracciones pueden destruir reputaciones, amistades y familias. La Biblia nos enseña que las detracciones son pecaminosas y que debemos perdonar a los que nos detraen.

  1. Mateo 5:43-44 - "Ustedes han oído que se dijo: 'Amarás a tu prójimo y odiarás a tu enemigo.' Pero yo les digo: Amen a sus enemigos y oren por los que los persigan."
  2. Mateo 6:14-15 - "Porque si perdonan a otros sus ofensas, su Padre que está en los cielos también los perdonará a ustedes. Pero si no perdonan a los demás, tampoco su Padre les perdonará sus pecados."
  3. Romanos 12:17-21 - "No paguen a nadie mal por mal. Procuren lo bueno delante de todos. Si es posible, en lo que dependa de ustedes, vivan en paz con todos. No se venguen ustedes mismos, amados míos, sino dejen lugar para la ira de Dios, porque está escrito: "Mía es la venganza; yo pagaré", dice el Señor. Al contrario: "Si tu enemigo tiene hambre, dale de comer; si tiene sed, dale de beber. Porque haciendo esto, amontonarás carbones encendidos sobre su cabeza".
  4. 1 Corintios 3:3 - "Porque todavía ustedes no son maduros en el amor. Mientras cada uno sigue cuidando de su propio interés, entonces todos los intereses quedan cuidados."
  5. 1 Corintios 13:4-7 - "El amor es paciente, es bondadoso. El amor no es envidioso ni jactancioso ni orgulloso. No se porta indecorosamente, no busca lo suyo, no se irrita, no guarda rencor. El amor no se goza de la injusticia, sino que se regocija con la verdad. Todo lo sufre, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta."
  6. Gálatas 5:14-15 - "Porque toda la ley se resumen en un solo mandamiento: "Amarás a tu prójimo como a ti mismo". Pero si ustedes se muerden y se comen unos a otros, tengan cuidado de no ser devorados unos por otros."
  7. Efesios 4:32 - "… construyan unos a otros up con palabras amables, aceptándose los unos a los otros, como Cristo nos aceptó a todos, para la gloria de Dios."
  8. Filipenses 2:3-4 - "No hagan nada por egoísmo o por vanagloria, sino con humildad, considerando a los demás como superiores a ustedes mismos. No busquen solo su propio interés, sino también el de los demás."
  9. Colosenses 3:12-14 - "Ustedes, los de la familia de Dios, deben amarse unos a otros y tratar de protegerse mutuamente. Y si alguien tiene queja contra otro, perdonándose unos a otros, así como Cristo los perdonó. Y sobre todo esto, vistan de amor, que es el vínculo perfecto."
  10. Santiago 2:8-9 - "Si ustedes cumplen la ley real conforme a la Escritura, "Amarás a tu prójimo como a ti mismo", ustedes están haciendo bien. Pero si hacen discriminaciones, cometen pecado y quedan atrapados por la ley."
Índice de Contenido
  1. Comparación entre Bíblias Hebreas ortodoxas y mesiánicas
  2. ☑️ Descubre los Secretos de la Victoria - La Palabra de Dios: Tu Recurso Inagotable, Pt 1 - 4322
  3. Preguntas Relacionadas
    1. ¿Qué dice la Biblia acerca de las detracciones?
    2. ¿Por qué es importante no practicar la detracción?
    3. ¿Cómo podemos evitar las detracciones?
    4. ¿Qué consecuencias pueden tener las detracciones?
    5. ¿Cómo podemos superar las detracciones?
  4. Conclusión

Comparación entre Bíblias Hebreas ortodoxas y mesiánicas

☑️ Descubre los Secretos de la Victoria - La Palabra de Dios: Tu Recurso Inagotable, Pt 1 - 4322

Preguntas Relacionadas

¿Qué dice la Biblia acerca de las detracciones?

"No podrás hablar mal de tu prójimo. No harás daño a tu prójimo ni lo perjudicarás. No hablarás maldiciendo al sordo ni pondrás tropiezo delante del ciego, sino que temerás a tu Dios. Yo soy Jehová. No serás injusto en el juicio. No tendrás parcialidad hacia el pobre ni hacia el grande, sino que con justicia juzgarás a tu prójimo. No andarás difamando ni mentirás unos contra otros. No proferirás contra tu prójimo palabra falsa, ni pondrás yo por testigo contra tu prójimo, para hacerte pecar. Yo soy Jehová. No abrigarás en tu corazón rencor contra tu prójimo, ni le tendrás pleito. No te pondrás de acuerdo con el perverso para ser testigo falso..."

"No seguirás el ejemplo de los que hacen el mal, ni procederás como ellos. Porque como son, así serás tú, si no te apartas de hacer todas sus obras detestables. Yo soy Jehová, vuestro Dios, quien os sacó de Egipto para que no sigáis siendo esclavos de ellos. Abriréis mis oídos para obedecer mis palabras" (Levítico 19:16-20).

La Biblia enseña claramente que no debemos hablar mal de nuestro prójimo, ya que eso es equivalente a hacer daño a una persona. También se nos instruye a evitar la injusticia y la parcialidad, y a tratar a todos los seres humanos con justicia y amor. Por último, se nos advierte contra el peligro de seguir el ejemplo de los que hacen el mal. En lugar de eso, debemos buscar siempre el ejemplo de Jesús, quien es el perfecto modelo de amor y justicia.

¿Por qué es importante no practicar la detracción?

La detracción es el acto de hablar mal de otras personas a sus espaldas. Es un acto de maldad y de falta de respeto. La Biblia nos enseña a amar a nuestros prójimos y a no hablar mal de ellos. La detracción es un acto de egoísmo que nos hace sentir mejor a nosotros mismos al hacer daño a los demás. Dios nos llama a ser amorosos y a no practicar la detracción.

¿Cómo podemos evitar las detracciones?

La detracción puede ser un gran problema, tanto para la iglesia como para los individuos. A menudo, las personas son detraídas porque no piensan antes de hablar, y luego se arrepienten de lo que han dicho. Otras veces, la detracción es intencional, y las personas quieren herir a otras personas. La detracción puede causar divisiones y enojos, y puede alejar a las personas de la iglesia.

Para evitar la detracción, es importante pensar antes de hablar. Si no está seguro de si lo que va a decir es verdadero o edificante, es mejor no decirlo. También es importante orar por las personas a las que se les ha detraído, y pedirles perdón si se ha cometido un error.

¿Qué consecuencias pueden tener las detracciones?

Las principales consecuencias de las detracciones son el resentimiento, la falta de unidad y, en última instancia, el alejamiento de Dios.

La Biblia nos enseña que el blasfemo es aquel que habla mal de Dios o de algo relacionado con Él. Esto incluye el hablar negativamente de otros cristianos, cualquiera que sea el motivo. La detracción es un tipo de blasfemia, y como tal, es pecaminosa.

Cuando hablamos mal de otros, estamos violando el segundo mandamiento, que nos manda amar a nuestro prójimo. La detracción es un acto de egoísmo, ya que estamos poniendo nuestra opinión por encima de la del otro. Estamos mostrando una falta de respeto y de consideración hacia los demás.

Otra consecuencia de la detracción es el resentimiento. Cuando hablamos mal de otros, generalmente lo hacemos porque estamos resentidos con ellos por algo. Llevamos ese resentimiento en nuestro corazón y lo manifestamos mediante las palabras. El problema es que, al hacerlo, solo estamos lastimando a nosotros mismos. El resentimiento es una emoción negativa que nos roba la paz y nos perturba el espíritu.

La detracción también puede llevar a la división y la falta de unidad entre los creyentes. Si bien es cierto que todos somos diferentes y tenemos opiniones diferentes sobre muchos temas, debemos aprender a convivir en paz y respetar los puntos de vista de los demás. La detracción solo sirve para alejar a las personas y minar la unidad de la iglesia.

En última instancia, la detracción nos aleja de Dios. Dios no quiere que hablemos mal de otros, ya que eso es contrario a Su naturaleza. Dios es amor, y el amor no se anda difamando. El que hable mal de otros está en oposición a Dios y Su voluntad.

¿Cómo podemos superar las detracciones?

Las detracciones son uno de los retos más grandes a los que se enfrenta la iglesia cristiana. Parece que hay un número creciente de personas que están dispuestas a criticar y atacar a otros, especialmente a aquellos en posiciones de liderazgo. Las detracciones pueden ser muy heridas y pueden dañar a las personas y a las iglesias. Pero, ¿cómo podemos superar las detracciones?

Primero, tenemos que orar por aquellos que están siendo atacados. Debemos orar para que Dios les dé fuerza y ​​sabiduría para manejar el ataque. También debemos orar para que Dios proteja a su iglesia de los ataques.

Segundo, tenemos que tener cuidado de no caer en la trampa de responder a las detracciones con más detracciones. Es fácil quedar atrapado en una espiral descendente de crítica y contraataque, pero este no es el camino de Jesús. En lugar de eso, debemos seguir el ejemplo de Jesús y responder con amor y compasión.

Tercero, debemos buscar la forma de mostrar el amor de Cristo a los que están siendo atacados. Esto puede ser un desafío, pero es importante recordar que debemos amar a nuestros enemigos y orar por ellos. Al hacer esto, estamos demostrando el amor de Cristo y ayudando a aquellos que están siendo atacados.

Cuarto, debemos buscar la forma de abordar las preocupaciones y problemas que puedan estar causando las detracciones. Si hay algo que está causando el ataque, debemos tratar de resolverlo de una manera que sea justa y equitativa para todas las personas involucradas.

Quinto, debemos permanecer unidos como iglesia. Las detracciones pueden ser muy divididas y pueden hacer que la gente se vuelva contra la iglesia. Pero, si nos mantenemos unidos, podemos resistir a las detracciones y seguir sirviendo a Cristo juntos.

Conclusión

Las detracciones son aquellas cosas que tomamos prestadas y no devolvemos. La Biblia nos dice que debemos devolver lo que tomamos prestado (Lucas 6:34-35). Las detracciones son una forma de robar y la Biblia nos prohibe robar (Éxodo 20:15).

Si quieres conocer otros artículos parecidos a ¿Qué Son Las Detracciones Según La Biblia?. puedes visitar la categoría Respuestas Cristianas.

Avatar De Ronald Padron

Ronald Padron

Licenciado en Comunicación Social, Redactor Web y Editor de Textos.

¡Más Contenido!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Usamos cookies para brindarte una experiencia personalizada, guardando tus preferencias y recordando tus visitas. Si presionas «Continuar», estarás dando tu consentimiento para usar todas las cookies. Sin embargo, si lo deseas, puedes visitar «Leer Más» para elegir qué cookies aceptar. Leer Más