¿Qué Significa Juan 3:36? Un Bosquejo De Este Versículo De La Bíblia.

Juan 3:36 dice: “El que cree en el Hijo tiene vida eterna; pero el que rehúsa creer en el Hijo no verá la vida, sino que la ira de Dios permanece sobre él”. En Juan 3:16, Jesús dijo: “Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna”.

Jesús fue enviado al mundo para darnos vida eterna, y esa vida eterna está disponible para todos los que creen en él. Juan 3:36 nos dice que aquellos que no creen en el Hijo no solo no tendrán vida eterna, sino que también tendrán la ira de Dios sobre ellos. No se puede obtener la vida eterna por cumplir con la ley, porque todos hemos fallado (Romanos 3:23).

No podemos ganarla mediante el bien que hagamos, porque todos tenemos malicia en nuestros corazones (SANTIAGO 4:1-3). La única manera de tener vida eterna es a través de la fe en Jesucristo. Él es el camino, la verdad y la vida (Juan 14:6). Cuando creamos en él, lo recibimos como nuestro Salvador y nuestra vida eterna está asegurada.

No importa lo que hayamos hecho o dejado de hacer, Dios nos ama tanto que envía a su Hijo a morir por nuestros pecados (Juan 3:16). Jesús murió para que pudiéramos tener vida, y su muerte nos reconcilia con Dios. (2 Corintios 5:17-21)

¿Qué significa la ira de Dios? La ira de Dios es el juicio de Dios contra el pecado. Dios no puede ignorar el pecado, y cuando rechazamos a Jesús, estamos rechazando su perdón. En consecuencia, estamos bajo el juicio de Dios y su venganza caerá sobre nosotros. Eso es lo que se ve como la ira de Dios. (Romanos 1:18)

¿Qué significa la muerte espiritual? La muerte espiritual es el estado de separación de Dios debido al pecado. Estamos separados de Dios por nuestros pecados, y esta separación nos lleva a la muerte eterna. (Isaías 59:2)

  1. Juan 3:36"El que cree en el Hijo tiene vida eterna; pero el que rehúsa creer en el Hijo no verá la vida, sino que la ira de Dios permanece sobre él."
  2. Mateo 25:46"Y estos irán a castigo eterno, en cambio, los justos a vida eterna."
  3. Juan 5:24"De verdad, de verdad les digo: El que oye mi palabra y cree en Aquel que me envió, tiene vida eterna y no vendrá a condenación, sino que ha pasado de muerte a vida."
  4. Juan 6:47"De verdad, de verdad les digo: El que cree en mí tiene vida eterna."
  5. Juan 10:28"Yo les doy vida eterna, y nunca jamás perecerán, ni nadie las arrebatará de mi mano."
  6. Juan 17:2"Porque tú has dado a conocer, desde la eternidad, tu palabra en mí, y me la has hecho ver."
  7. Romanos 2:7"La recompensa de los que persisten en hacer el bien es la vida eterna."
  8. Romanos 6:23"Porque la paga del pecado es muerte, pero el don gratuito de Dios es vida eterna en Cristo Jesús nuestro Señor."
  9. 1 Timoteo 1:16"Pero por gracia he sido yo lo que soy, y la gracia de Dios no ha resultado vana. Más bien, he trabajado más duro que todos ellos; no obstante, no yo, sino la gracia de Dios que está conmigo."
  10. Titus 3:7"Para que, justificados por su gracia, nos hagamos herederos conforme a la esperanza de la vida eterna."
Índice de Contenido
  1. Como hacer el MEJOR BOSQUEJO para tu Sermón
  2. Billy Graham: Juan 3:16
  3. Preguntas Relacionadas
    1. ¿Qué significa el versículo Juan 3:36?
    2. ¿De qué manera podemos aplicar este versículo a nuestras vidas?
    3. ¿Qué pasaría si neguemos a Cristo después de haber creído en Él?
    4. ¿Por qué es importante que reconozcamos a Cristo como nuestro Salvador personal?
    5. ¿Cómo podemos estar seguros de que tenemos el verdadero Evangelio de Cristo?
  4. Conclusión

Como hacer el MEJOR BOSQUEJO para tu Sermón

Billy Graham: Juan 3:16

Preguntas Relacionadas

¿Qué significa el versículo Juan 3:36?

"El que no cree en el Hijo no tiene vida; el que permanece en el Hijo tiene la vida eterna."

El versículo Juan 3:36 nos habla del poder del Evangelio para darnos vida eterna. La simple fe en Jesucristo es suficiente para darnos acceso a la vida eterna. Este versículo también nos habla de la importancia de permanecer en Cristo. No podemos simplemente tener una fe pasiva en Cristo, sino que debemos estar activamente involucrados en nuestra relación con Él. Debemos buscarlo y seguirlo cada día de nuestras vidas. Si hacemos esto, entonces podremos tener la certeza de que estaremos en comunión con Él y tendremos acceso a la vida eterna.

¿De qué manera podemos aplicar este versículo a nuestras vidas?

El versículo que debe analizar es Mateo 7:21 dice: "No todo el que me dice: Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos, sino el que haga la voluntad de mi Padre que está en los cielos."

En primer lugar, debemos entender lo que quiere decir el versículo. Jesús está diciendo que no basta con simplemente reconocerlo como el Señor o incluso profesarlo ante los demás. Para entrar en el reino de los cielos, tenemos que hacer la voluntad de Dios. Pero, ¿cuál es la voluntad de Dios?

La Biblia nos dice en 1 Juan 5:14-15: "Esta es la confianza que tenemos en él: que, si pedimos algo conforme a su voluntad, él nos escucha. Y si sabemos que él nos escucha en todo lo que le pedimos, sabemos también que tenemos lo que le hemos pedido."

Así que la voluntad de Dios es que le pidamos y recibamos lo que necesitamos. Y podemos estar seguros de que él nos escuchará y nos dará lo que necesitamos, si lo pedimos de acuerdo a su voluntad.

Pero, ¿cómo sabemos cuál es su voluntad? La Biblia nos dice en Salmo 32:8: "Guía me, oh Jehová, en tus sendas de justicia; por amor de mi inocencia."

Así que la voluntad de Dios es que vivamos una vida de justicia y de amor. Debemos buscar vivir de acuerdo a sus principios y dejar que su amor fluya a través de nosotros a los demás.

En segundo lugar, debemos entender que esto es un proceso. No podemos hacer la voluntad de Dios de la noche a la mañana. Tenemos que aprender y crecer en nuestro conocimiento de él y de su voluntad para nosotros.

Eso significa leer su Palabra, orar y buscar el consejo de otros cristianos maduros. También significa estar dispuestos a cambiar nuestras vidas de acuerdo a su voluntad, aunque eso signifique salir de nuestra zona de confort.

En tercer lugar, debemos tener paciencia. A veces, la voluntad de Dios no es evidente inmediatamente. Puede que tengamos que esperar un tiempo antes de que podamos verlo claramente.

Pero podemos estar seguros de que, si buscamos vivir de acuerdo a su voluntad, él nos guiará paso a paso. No tenemos que preocuparnos de adivinar qué es lo que quiere que hagamos. Solo necesitamos seguir su guía y confiar en que él nos llevará a donde necesitamos estar.

¿Qué pasaría si neguemos a Cristo después de haber creído en Él?

Negar a Cristo después de haber creído en Él es algo que sucede más a menudo de lo que se piensa. La Biblia está llena de ejemplos de personas que creyeron en Cristo, pero después lo negaron. Algunos de ellos son Judas Iscariote, Simón Pedro y Saulo de Tarso.

Judas Iscariote fue uno de los doce discípulos de Jesús. Lo conocía bien y le tuvo gran respeto, pero aun así lo negó después de que Jesús fue arrestado. Simón Pedro era otro de los discípulos de Jesús. También lo conocía bien y era muy leal a él, pero incluso él lo negó tres veces después de que Jesús fue arrestado. Saulo de Tarso era un fariseo que estaba en contra de Jesús y quería matar a sus seguidores. Pero, después de que Jesús se le apareció en una visión, Saulo cambió de opinión y se convirtió en uno de los apóstoles más dedicados a la causa de Cristo.

La negación de Cristo puede ocurrir de muchas maneras. Puede ser tan simple como dejar de leer la Biblia o dejar de asistir a la iglesia. O puede ser algo más extremo, como renunciar a la fe y tratar de destruir la iglesia.

La negación de Cristo es algo muy grave. Jesús mismo dijo que aquellos que lo niegan serán castigados severamente. (Mateo 10:33) No podemos tomar este tema a la ligera.

Si usted ha negado a Cristo después de haberlo creído, hay esperanza para usted. Dios es misericordioso y perdonará a aquellos que se arrepienten y vuelven a él. (1 Juan 1:9) Si usted está en esta situación, le animo a que busque ayuda de inmediato. Hable con un pastor o con un cristiano maduro que pueda orar y aconsejarle.

No hay nada más importante que seguir a Cristo. No permita que nada ni nadie lo aleje de él.

¿Por qué es importante que reconozcamos a Cristo como nuestro Salvador personal?

Cristo es nuestro Salvador personal porque nos da una nueva perspectiva de la vida. Nos enseña que la vida es un don de Dios y que debemos aprovecharla al máximo. Nos ayuda a darnos cuenta de que somos responsables de nuestras propias acciones y que debemos tomarlas con seriedad. Nos motiva a llevar una vida de honestidad, integridad y amor.

Nos enseña que la vida tiene un propósito y que debemos buscarlo. Nos da esperanza en medio de las dificultades y nos anima a seguir adelante. Nos ofrece perdón y nos ayuda a caminar en el camino de la vida.

¿Cómo podemos estar seguros de que tenemos el verdadero Evangelio de Cristo?

Cristo mismo nos asegura que su Evangelio permanecerá para siempre (Mateo 24:35). El libro de los Hechos describe la fidelidad de los apóstoles a este Evangelio, incluso a costa de su propia vida (Hechos 2:42; 4:33; 5:29). A medida que el Evangelio se extendió por todo el mundo, los discípulos fieles lo protegieron de cualquier cambio o distorsión.

Pero, ¿cómo podemos estar seguros de que el Evangelio que tenemos hoy es el mismo que el que predicaron los apóstoles? Es importante entender que el Evangelio no se trata solo de un conjunto de ideas, sino de una persona: Jesucristo. Mientras que las ideas pueden cambiar o ser interpretadas de maneras diferentes, Jesucristo es el mismo ayer, hoy y por siempre (Hebreos 13:8).

Por lo tanto, para asegurarnos de que tenemos el Evangelio verdadero, debemos buscar a Jesús en él. Encontraremos a Jesús en la Biblia, que es la Palabra de Dios. La Biblia da testimonio fidedigno de quién es Jesucristo y cómo podemos llegar a conocerlo personalmente.

Debido a que la Biblia es la fuente de nuestra fe, es vital que leamos y estudiemos regularmente. También es importante buscar enseñanza fiel a la Biblia en nuestras iglesias y comunidades cristianas. De esta forma, podemos estar seguros de que estamos seguimos el Evangelio verdadero de Cristo.

Conclusión

Juan 3:36 dice: "El que cree en el Hijo tiene vida eterna; el que no obedece al Hijo no verá la vida, sino la ira de Dios permanece sobre él". En otras palabras, este versículo enseña que hay dos destinos posibles después de la muerte: la vida eterna o el castigo eterno. Aquellos que han aceptado a Jesucristo como su Salvador personal están seguros de pasar a la vida eterna, mientras que aquellos que han rechazado a Cristo están condenados a sufrir el castigo eterno. Este versículo nos recuerda que es extremadamente importante tomar una decisión acerca de Jesucristo antes de morir, ya que esta es la única forma de asegurar un lugar en el cielo.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a ¿Qué Significa Juan 3:36? Un Bosquejo De Este Versículo De La Bíblia. puedes visitar la categoría Versiculos.

Avatar De Ronald Padron

Ronald Padron

Licenciado en Comunicación Social, Redactor Web y Editor de Textos.

¡Más Contenido!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Usamos cookies para brindarte una experiencia personalizada, guardando tus preferencias y recordando tus visitas. Si presionas «Continuar», estarás dando tu consentimiento para usar todas las cookies. Sin embargo, si lo deseas, puedes visitar «Leer Más» para elegir qué cookies aceptar. Leer Más