¿Qué Nos Enseña El Estudio Bíblico De Hechos 6 Sobre Dios Y La Biblia?.

Este estudio bíblico de Hechos 6 nos enseña que Dios es nuestro Padre y que nos ama. También nos enseña que debemos leer la Biblia y orar cada día. Nos enseña que Dios quiere que vivamos en paz y amor unos con otros.

  1. Dios nos habla a través de su Palabra, la Biblia.
    "Así habló el Señor por medio de sus santos profetas que vivieron desde antiguo" (Hechos 3:21).
    "Porque todas las Escrituras, que son inspiradas por Dios, son útiles para enseñar, para reprender, para corregir y para instruir en justicia" (2 Timoteo 3:16).
  2. Dios es fiel a su palabra.
    "Porque no hay nada imposible para Dios" (Lucas 1:37).
    "Porque con Dios nada será imposible" (Mateo 19:26).
  3. La Biblia es la verdad.
    "Santificad a Cristo como Señor en vuestros corazones, estando siempre preparados para responder a todo el que os demande la razón de la esperanza que hay en vosotros" (1 Pedro 3:15).
    "Pero esta es la bondad y la misericordia de Dios, que nos lleva al arrepentimiento" (Hechos 11:18).
  4. Dios es bueno.
    "Oh, cuán grande es tu bondad, que has reservado para los que te temen, que has manifestado a los que esperan en ti en presencia de los hijos de los hombres!" (Salmo 31:19).
    "Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna" (Juan 3:16).
  5. Dios es amor.
    "El amor de Dios es derramado en nuestros corazones por el Espíritu Santo que nos ha sido dado" (Romanos 5:5).
    "Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna" (Juan 3:16).
  6. Dios es justo e injusto.
    "Pero el Señor es justo, y librará del castigo a los que sirven a Dios de todo corazón" (2 Samuel 24:14).
    "No obstante, no todos obedecieron el evangelio; porque Jesús dijo: Os aseguro que aunque Juan el Bautista viniera a este mundo, no creeríais en él" (Marcos 6:14-15).
  7. Dios es santo.
    "Santificaos, pues, y sed santos, porque yo soy santo" (Levítico 11:44).
    "Porque yo soy el Señor tu Dios, santo de Israel, tu Salvador" (Isaías 43:3).
  8. Dios es todopoderoso.
    "¿Acaso no he de tener poder yo de hacer con vosotros lo mismo que este labrador?" (Mateo 20:15).
    "Porque nada hay imposible para ti" (Lucas 1:37).
  9. Dios es bondadoso.
    "Oh, cuán grande es tu bondad, que has reservado para los que te temen, que has manifestado a los que esperan en ti en presencia de los hijos de los hombres!" (Salmo 31:19).
    "La bondad de Dios es para todos que le invocan" (Salmo 145:18).
  10. Dios es misericordioso.
    "Pero el Señor es misericordioso, y perdonará la maldad y el pecado, y no destruirá al reo de maldad" (2 Samuel 24:14).
    "Señor, no según nuestras maldades hiciste con nosotros, ni según nuestros pecados retribuyó con nosotros" (Lamentaciones 3:22).
Índice de Contenido
  1. Hechos 6:1-7 Estudio Los Siervos de La Iglesia Primitiva
  2. Los siete elegidos para servir (Hechos 6) - Historia bíblica para niños
  3. Preguntas Relacionadas
    1. ¿Quiénes fueron los primeros diáconos de la iglesia?
    2. ¿Por qué se les dio el cargo a los diáconos?
    3. ¿Cuál es el propósito de estudiar la Biblia?
    4. ¿Qué nos enseña Hechos 6 sobre Dios?
    5. ¿Cómo podemos aplicar este pasaje a nuestras vidas?
  4. Conclusión

Hechos 6:1-7 Estudio Los Siervos de La Iglesia Primitiva

Los siete elegidos para servir (Hechos 6) - Historia bíblica para niños

Preguntas Relacionadas

¿Quiénes fueron los primeros diáconos de la iglesia?

Los primeros diáconos de la iglesia fueron los apóstoles. Los apóstoles eran los más cercanos a Jesús y tenían el mandato de predicar el evangelio y hacer discípulos. Los diáconos eran elegidos por la congregación para servir a la comunidad y llevar a cabo tareas prácticas, como ayudar a los necesitados.

¿Por qué se les dio el cargo a los diáconos?

Los diáconos son una parte vital de la iglesia cristiana. Fueron establecidos por Jesús mismo como una forma de servir a la comunidad de fe. Su función principal es la de servir a los necesitados, especialmente a los pobres y a los extranjeros. En algunas iglesias, los diáconos también tienen la responsabilidad de cuidar de los asuntos administrativos y financieros de la iglesia.

Los diáconos son llamados a servir a la iglesia de muchas maneras diferentes. Algunos sirven en las mesas de la Cena del Señor, limpian el templo, ayudan a los enfermos y los ancianos, o dan clases de escuela dominical. Otros diáconos se encargan de la administración de la iglesia y de supervisar las finanzas.

Aunque el ministerio de los diáconos puede variar de una iglesia a otra, todos los diáconos sirven a la iglesia de la misma manera: con amor y dedicación. Los diáconos son servidores de la iglesia, no líderes. No reciben salarios ni tienen autoridad sobre los demás miembros de la iglesia. En cambio, sirven a la iglesia de forma voluntaria, como un acto de amor y servicio.

Los diáconos tienen una larga historia en la iglesia cristiana. El primer registro de diáconos se encuentra en el libro de los Hechos, que describe cómo los apóstoles escogieron a siete hombres para que sirvieran a la iglesia en Jerusalén. Estos diáconos eran hombres de buena reputación, llenos del Espíritu Santo y de sabiduría. Su función era cuidar de los necesitados, especialmente de los extranjeros y los pobres.

Desde entonces, los diáconos han sido una parte integral de la vida de la iglesia. En algunas iglesias, los diáconos son elegidos por la congregación. En otras iglesias, los diáconos son elegidos por el pastor o el consejo de la iglesia. En algunos lugares, los diáconos sirven por un tiempo determinado, mientras que en otros lugares sirven de forma permanente.

Sea cual sea su forma de servicio, los diáconos son una parte vital de la iglesia cristiana. Su función es servir a la comunidad de fe, especialmente a los necesitados. Los diáconos sirven a la iglesia de muchas maneras diferentes, pero todos sirven con amor y dedicación.

¿Cuál es el propósito de estudiar la Biblia?

El propósito de estudiar la Biblia es conocer a Dios. A través de la lectura y el estudio de las Escrituras, podemos aprender acerca del carácter de Dios, de Su voluntad para nuestras vidas y de cómo podemos agradarle. También podemos crecer en nuestra comprensión de Su Palabra y en nuestra relación con él.

¿Qué nos enseña Hechos 6 sobre Dios?

Hechos 6 es una de las muchas Escrituras que nos enseñan acerca de Dios. En Hechos 6, vemos a los apóstoles orando y esperando en Dios para que Él les dé sabiduría y discernimiento. Los apóstoles también pidieron a Dios que envíe más predicadores del Evangelio, para que la Palabra de Dios pueda llegar a más personas.

También vemos la misericordia de Dios cuando perdonó a Saulo, quien había perseguido ferozmente a los seguidores de Cristo. Nos enseña que Dios es misericordioso y quiere que todos los hombres se arrepientan de sus pecados y vengan a Él.

¿Cómo podemos aplicar este pasaje a nuestras vidas?

Hay tantas maneras en que podemos aplicar este pasaje a nuestras vidas. Aquí hay algunas ideas para empezar:

1. Aprende a orar y buscar la guía de Dios. En este pasaje, vemos a Jesús orando al Padre. Aprendemos de Jesús que debemos orar y buscar la guía de Dios para nuestras vidas. Podemos orar para saber qué camino tomar en nuestras decisiones, para pedir ayuda en nuestras luchas, y para agradecer a Dios por todas las bendiciones en nuestras vidas.

2. Acepta la voluntad de Dios para tu vida, aunque no siempre sea fácil. A veces, la voluntad de Dios para nuestras vidas no es fácil de aceptar. Pero podemos tener la seguridad de que Dios siempre nos guía a lo mejor para nosotros. En este pasaje, Jesús aceptó la voluntad de Dios y fue obediente, aunque sabía que sería difícil. Lo mismo debemos hacer nosotros. Aunque no siempre entendamos el plan de Dios para nuestras vidas, podemos confiar en que él sabe lo que es mejor para nosotros.

3. Enfócate en servir a los demás, no en ti mismo. Jesús siempre puso a los demás primero. En este pasaje, vemos cómo Jesús oró por los seguidores que él iba a dejar atrás. En lugar de preocuparse por sí mismo, Jesús se preocupaba por los demás. Debemos seguir el ejemplo de Jesús y enfocarnos en servir a los demás, no en servirnos a nosotros mismos.

Conclusión

Hechos 6 nos enseña que Dios es soberano y que tiene un plan perfecto para la historia de la humanidad. También nos enseña que la Biblia es la Palabra de Dios y que es verdadera. Además, nos muestra que Jesucristo es el Camino, la Verdad y la Vida.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a ¿Qué Nos Enseña El Estudio Bíblico De Hechos 6 Sobre Dios Y La Biblia?. puedes visitar la categoría Estudios Bíblicos.

Avatar De Ronald Padron

Ronald Padron

Licenciado en Comunicación Social, Redactor Web y Editor de Textos.

¡Más Contenido!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Usamos cookies para brindarte una experiencia personalizada, guardando tus preferencias y recordando tus visitas. Si presionas «Continuar», estarás dando tu consentimiento para usar todas las cookies. Sin embargo, si lo deseas, puedes visitar «Leer Más» para elegir qué cookies aceptar. Leer Más