¿Qué Es El Adulterio En La Biblia?.

El adulterio es un tema muy importante dentro de la Biblia. La Biblia condena el adulterio y lo considera un pecado terrible que lleva a las personas a la destrucción, tanto espiritual como física. En la Biblia, el adulterio se define como una relación íntima entre dos personas, donde al menos uno de ellos está casado con otra persona. Según la Biblia, el adulterio está prohibido y es una abominación para Dios.

Según la Palabra de Dios, hay algunas consecuencias para aquellos que cometen adulterio:

  • Pérdida de la confianza de la familia.
  • Si en el adulterio hay un embarazo, el hijo puede crecer sin la presencia del padre biológico.
  • Pérdida de la relación con Dios.
  • Destrucción de la familia de ambas partes.

Dios llama a las personas a vivir una vida recta, a evitar el mal y adherirse fielmente a los principios morales de la Biblia. El adultero puede arrepentirse y pedirle perdón a Dios, pero el pecado cometido todavía traerá consecuencias a su vida. Jesucristo dijo "No hagas a nadie pecar". Si bien el perdón es posible tras el adulterio, Dios nos llama a evitarlo para mantenernos fieles a Él.

Índice de Contenido
  1. 5 DESGRACIAS O MALDICIONES QUE TRAE EL ADULTERIO
  2. Diferencias fornicación y adulterio | Que dice la Biblia? | PVD
  3. ¿Qué significa adulterio para la Biblia?
  4. ¿Qué quiere decir cometer adulterio?
  5. Preguntas Relacionadas
    1. ¿Cuáles son las proscripciones bíblicas relacionadas con el adulterio?
    2. ¿Cómo es tratado el adulterio en el Nuevo Testamento de la Biblia?
    3. ¿Qué enseña la Biblia sobre la reconciliación después del adulterio?
    4. ¿Qué dice la Biblia acerca del perdón tras el adulterio?
    5. ¿Cuáles son los principales versos bíblicos que tratan del adulterio?
  6. Conclusión

5 DESGRACIAS O MALDICIONES QUE TRAE EL ADULTERIO

Diferencias fornicación y adulterio | Que dice la Biblia? | PVD

¿Qué significa adulterio para la Biblia?

El adulterio es una de las pocas prohibiciones que la Biblia trata de forma muy enérgica y explícita. En el Antiguo Testamento, Moisés dio una serie de leyes a los israelitas en cuanto al acto de la fornicación, entre ellas estaban las prohibiciones relacionadas con el adulterio. En Exodo 20:14, dice: "No cometerás adulterio."

En Levítico 20:10 la pena para el adulterio es la muerte para ambos hombres y mujeres. Aunque esta sentencia no se aplica a nuestro mundo moderno, esto ilustra el énfasis de Dios en la vida sexual de Su pueblo. Además, el adulterio también fue prohibido en la tradición posterior a los diez mandamientos.

Además del concepto legal, la Biblia también proporciona una clara visión moral de lo que significa el adulterio. Específicamente, el adulterio se define como una actividad sexual involucrando los cuerpos de dos personas fuera del matrimonio. Esto incluye no sólo el adulterio, sino también el sexo casual fuera del matrimonio.

De acuerdo con el plan de Dios para el matrimonio, Él quiere que nuestro matrimonios sean un reflejo de la relación íntima entre Él y nosotros. El adulterio viola la unidad y la confianza en el matrimonio, y por tanto trae tristeza a Dios y a todos aquellos inmersos en el pecado.

La Biblia ve el adulterio como un pecado grave, ya que pone en peligro la longevidad del matrimonio. Esto significa que el adulterio puede dañar no sólo el matrimonio, sino también a los hijos, familiares, amigos y vecinos involucrados en el mismo.

En Mateo 5: 27-32, Jesús ensaña los mandamientos, especialmente el de no cometer adulterio. En estos versos, se exhorta a los creyentes a ser intencionales y conscientes de sus pensamientos, palabras y acciones cuando se trata de la moral. Él les recuerda que, si alguien quiere guardar su corazón, tiene que evitar incluso el deseo o fantasía del adulterio, al igual que evitar el acto físico mismo.

En Lucas 16:18 Jesús habla de la intriga, lo cual también se considera adulterio. Aunque la adúltera de esta narración era una mujer, la Biblia aclara que el adulterio con el corazón es un pecado tanto para los hombres como para las mujeres.

Por lo tanto, podemos entender que el adulterio es un pecado gravesegún la Biblia, ya que daña a los demás y elimina el plan de Dios para el matrimonio. Esto significa que el adulterio es algo que Dios aborrece y que Él busca proteger a sus hijos para que puedan vivir una vida satisfactoria y feliz por su gloria.

¿Qué quiere decir cometer adulterio?

Cometer adulterio significa tener relaciones íntimas con una persona a la que no estás casado. Esto implica infidelidad, tanto para el hombre como para la mujer. Está prohibido por Dios y se considera pecado en muchas religiones.

Las Escrituras hablan directamente sobre el adulterio tanto en el Antiguo Testamento como en el Nuevo Testamento. En Levítico 18:20 se dice: "No mezcles tu semen con el de ninguna otra mujer, ni sea desleal a tu marido al cometer adulterio". La Biblia también dice en Romanos 13:9: "No cometa adulterio, no mate ni robe. Los que hacen estas cosas merecen condena".

En el libro de Mateo 5: 27-28 también se da un claro mandamiento contra el adulterio donde se dice: "Ustedes han escuchado que se dijo: 'No cometas adulterio' Y yo les digo: el que mira a una mujer deseándola ya cometió adulterio con ella en su corazón".

Adulterio = Pecado:

  • Es pecar contra Dios
  • Viola el compromiso entre el marido y la esposa
  • Es deslealtad e infidelidad
  • Es faltar a la obligación moral

Tanto los que cometen adulterio como aquellos que padecen sus consecuencias son condenados a castigos espirituales. El adulterer pone su alma en peligro al quebrantar los mandamientos de Dios; y las personas con las que ha estado involucrado también experimentan grandes dolores intentando superar el dolor profundo que causa el engaño de un ser amado.

Preguntas Relacionadas

¿Cuáles son las proscripciones bíblicas relacionadas con el adulterio?

La Biblia habla de forma clara sobre el adulterio. En Éxodo 20:14 se dice: "No cometerás adulterio". Esta es una prohibición absoluta sobre el adulterio que nos recuerda la santidad del matrimonio y lo importante que es para Dios. De hecho, este mandamiento es uno de los Diez Mandamientos por los que Dios nos instruye a vivir una vida justa.

Además, en Levítico 20:10 se dice: "Si alguno comete adulterio con ambas mujeres, sea libre o esclavo, será muerto sin compasión". Aquí, se nos muestra la gravedad de la ofensa de adulterio, ya que se establece una pena de muerte para quienes lo cometen. Esta escritura también nos recuerda la santidad del matrimonio y la importancia que tiene para Dios.

Otras escrituras bíblicas que hablan del tema son: Deuteronomio 22:22-27, que dice que los testigos de un adulterio deben presentar pruebas de lo acontecido, y Génesis 39:7-10, en el que nos cuenta cómo José fue tentado por la mujer de Potifar para cometer adulterio.

En conclusión, las proscripciones bíblicas relacionadas con el adulterio incluyen:

  • Una prohibición absoluta de cometer adulterio.
  • Una pena de muerte para quienes cometen adulterio.
  • Los testigos deben presentar pruebas para un juicio contra los adúlteros.
  • Nos hace conscientes de las tentaciones que pueden conducirnos al adulterio.

Esperamos que este artículo le haya ayudado a entender mejor las proscripciones bíblicas relacionadas con el adulterio. Que Dios nos guíe y nos dé sabiduría para vivir de acuerdo a su voluntad.

¿Cómo es tratado el adulterio en el Nuevo Testamento de la Biblia?

El adulterio se trata de manera diferente en el Nuevo Testamento de la Biblia que en el Antiguo Testamento. En el Antiguo Testamento, el adulterio era un pecado grave que merecía una condena segura y justa. Por el contrario, el Nuevo Testamento nos muestra una perspectiva más misericordiosa.

Jesús vino a sanar nuestras heridas. Cuando la gente le preguntó acerca del adulterio, Jesús les dijo que los únicos que podrían juzgar eran los sin pecado. Esto significaba que ninguno de nosotros podría juzgar a otra persona por cualquier cosa que haya hecho mal.

Sin embargo, también hizo claro que el adulterio era algo que todos deberíamos evitar. Él dice que es mejor evitar incluso la tentación de cometer adulterio. Esto significa que las personas casadas deben tener respeto y amor entre ellas y dedicar tiempo suficiente a la relación para evitar la tentación de buscar afecto en otros lugares.

El Nuevo Testamento también nos muestra el poder de la gracia y el perdón. Aunque el adulterio sigue siendo un pecado, el Nuevo Testamento dice que todos nosotros somos vulnerables al pecado y deberíamos buscar el perdón de Dios. Si alguien confiesa su adulterio, él aceptará el arrepentimiento sincero y nos dará la gracia necesaria para superarlo.

Al mismo tiempo, es importante recordar que el castigo del adulterio es algo que se debe abordar con sabiduría para lograr un resultado justo. En algunas situaciones, como en el caso de la mujer adúltera que fue llevada ante Jesús, él tuvo misericordia y les dio la oportunidad de cambiar. Esta es la misma actitud que debemos tener cuando tratamos con alguien que ha cometido adulterio.

En resumen, el Nuevo Testamento nos muestra que el adulterio es un pecado grave, y que necesitamos tratarlo con el debido respeto y temor. Al mismo tiempo, también nos ofrece la oportunidad de ser perdonados y de recibir la gracia de Dios, si estamos dispuestos a arrepentirnos de nuestros pecados.

¿Qué enseña la Biblia sobre la reconciliación después del adulterio?

La Biblia nos ofrece muchos consejos sobre cómo lidiar con el adulterio. Si bien es cierto que Dios condena el adulterio, esta misma condena debe acompañarse de amor y misericordia para encontrar la reconciliación.

El adulterio es una transgresión contra el matrimonio y los votos hechos entre esposo y esposa. La Palabra nos enseña que el adulterio destruye el lazo sagrado de la unión entre un esposo y una esposa, pero también nos recuerda que el amor y la misericordia son lo suficientemente grandes para llevar a la reconciliación.

La Palabra de Dios promueve la restauración de un matrimonio afectado por el adulterio. Aunque el pecado del adulterio nunca debe pasarse por alto, Dios nos muestra cómo el amor y la misericordia pueden ser usados para llevar a la reconciliación. Él quiere que sus hijos mantengan una actitud reconciliatoria entre ellos.

La Biblia nos exhorta a perdonar al transgresor. Las Escrituras nos recuerdan que todos somos pecadores, y que el perdón debe ser extendido generosamente. Si una persona ha cometido adulterio, la Biblia le dice a su cónyuge que perdone y se reconcilie con la otra persona: “Mantengan el amor y la fidelidad” (Proverbios 3:3). Esta exhortación implica la necesidad de reanudar las comunicaciones y trabajar juntos hacia la reconciliación.

La Biblia también nos exhorta a practicar la gracia y la obediencia. La Palabra nos dice que cuando el adulterio ha llevado a una relación desgastada, debemos tratar de llenar ese vacío con gracia. El Nuevo Testamento nos dice que uno debe obedecer a los demás en todo y buscar la reconciliación si se rompe el matrimonio por el adulterio: “Todas las cosas que Jesucristo nos ha ordenado hacer, debemos obedecerlas” (Mateo 28:20).

Finalmente, la Biblia nos incentiva a buscar el consejo de Dios en todas las situaciones difíciles. Debemos orar por nuestro esposo u esposa y pedir a Dios que nos dé sabiduría para ayudarnos a lidiar con la situación. En el Evangelio de Juan, Jesús dijo: “Vienen cosas mayores que yo” (Juan 14:12). Esta es una afirmación clara de que, a pesar de que el adulterio es una transgresión contra Dios y el matrimonio, Él nos da la oportunidad de buscar su dirección y fortaleza cuando enfrentamos situaciones difíciles.

¿Qué dice la Biblia acerca del perdón tras el adulterio?

La Biblia habla ampliamente acerca del perdón tras el adulterio. El mensaje principal es que todos somos seres humanos imperfectos y a veces comentemos errores, pero Nosotros como seres amados por Dios siempre tenemos la oportunidad de buscar sus bendiciones y perdón. La Biblia nos dice:

“No pongáis tropiezos en el camino de los demás, como también Dios os perdonó a vosotros en Cristo, así también hacedlo vosotros” (Efesios 4: 32).

De esta forma vemos que en primer lugar el perdón es un acto de amor que parte de los cristianos para otros. Esto quiere decir que debemos hallar nuestra fuerza y motivación para el perdón encontrándola en Dios mismo y en la Palabra de Dios.

Jesús extendió firmemente Su llamado al perdón en Mateo 6:14-15 cuando dijo: “Porque si perdonáis a los hombres sus ofensas, os perdonará a vosotros vuestro Padre celestial; mas si no perdonáis a los hombres sus ofensas, tampoco vuestro Padre os perdonará vuestras ofensas.”

Además, hay muchos versículos bíblicos con mensajes similares, como:

  • “Amados, si Dios nos ha perdonado, nosotros también debemos perdonar” (Colosenses 3:13).
  • “Entonces les dijo: "Ama a tu prójimo como a ti mismo". Les dijo también: "Si alguno hace una acusación contra su prójimo, perdónalo," (Lucas 17: 3-4).

Estos pasajes nos enseñan que Dios quiere que perdonemos a los que han cometido adulterio, y que éste debe ser un proceso activo y consciente de perdonar y de restaurar el amor entre dos personas. El perdón es un regalo que nos permite liberar la pesada carga del rencor y el resentimiento.

El perdón en la Biblia implica:

  • Restaurar la relación después de un fraude.
  • Olvidar el pasado y mantener un corazón abierto al perdón.
  • Acumular fortaleza para volver a confiar en tu pareja.
  • Buscar una reconciliación después de una tragedia emocional.

¿Cuáles son los principales versos bíblicos que tratan del adulterio?

Los principales versos bíblicos sobre el adulterio se encuentran en la Torá, el Antiguo Testamento y el Nuevo Testamento. En la Torá se dice: "No cometas adulterio" (Éxodo 20:14) y "no codiciarás la mujer de tu prójimo ni desearás su casa" (Deuteronomio 5:21). Estos dos mandamientos muestran que el adulterio es un pecado contra Dios y que hay que evitarlo.

En el Antiguo Testamento, el profeta Isaías escribió: "No te deleites en la infidelidad del matrimonio" (Isaías 23:17). El Salmo 50: 18 también advierte que al cometer adulterio estamos "desafiando a Dios". Por lo tanto, los versos bíblicos nos recuerdan que el adulterio es un pecado grave que se debe evitar.

Conclusión

El adulterio es uno de los pecados más detestados en la Biblia y está claramente prohibido. Según el Libro del Levítico (20:10), Dios ordenó que toda persona que comete adulterio se castigue con la muerte. La infidelidad también estaba condenada fuerte y claramente en el Antiguo Testamento (Números 15:39-40). El Adulterio se define como una relación sexual entre dos personas, donde al menos uno de ellos está casado con otra persona.

Además del acto físico, el adulto también implica una ruptura milenaria de la fidelidad conjugal. Desde la perspectiva bíblica, el adulterio es un pecado moralmente reprehensible e inaceptable, ya que viola y corrompe el propósito de Dios para el matrimonio. En Romanos 13:9, el apóstol Pablo dice: "No te dejes llevar por la pasión, sino sé sumiso a la ley de Dios".

En conclusión, el adulterio es un pecado grave para Dios. Está prohibido explícitamente en la Biblia y cualquiera que lo cometa debe ser expuesto como tal. Por lo tanto, es importante que todos los cristianos sean conscientes de los mandatos de la Biblia y vivan de acuerdo a ellos. Así, podremos reflejar mejor el amor, la santidad y la justicia de Dios.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a ¿Qué Es El Adulterio En La Biblia?. puedes visitar la categoría Estudios Bíblicos.

Avatar De Ronald Padron

Ronald Padron

Licenciado en Comunicación Social, Redactor Web y Editor de Textos.

¡Más Contenido!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Usamos cookies para brindarte una experiencia personalizada, guardando tus preferencias y recordando tus visitas. Si presionas «Continuar», estarás dando tu consentimiento para usar todas las cookies. Sin embargo, si lo deseas, puedes visitar «Leer Más» para elegir qué cookies aceptar. Leer Más