¿Qué Dice La Biblia Sobre El Hombre Infiel?.

La Biblia enseña acerca del hombre infiel y nos da una imagen clara de lo que es a través de diversas referencias a lo largo de los libros de las Sagradas Escrituras. El término "infiel" generalmente se define como alguien que es desleal o no fiel a Dios, al cónyuge, a la familia o en algún tipo de relación.

En primera instancia, es importante notar que el pecado de la infidelidad no es un problema moderno. En la Biblia hay numerosas historias de personas que fueron infieles a Dios y a sus cónyuges. Desde Adán y Eva hasta David y Jefte, hay verdades que comprendemos acerca de la naturaleza de la infidelidad.

1. Romanos 1:29-31

Dice así: “Ellos se llenaron de toda iniquidad, maldad, avaricia y maldad; están llenos de envidia, homicidios, contiendas, engaños y mala intención. Son chismosos, detractores, aborrecedores de Dios, insolentes, orgullosos, fanfarrones, inventores de maldades, desobedientes a los padres, insensatos, desleales…”

2. Proverbios 6:32

Dice: “El que comete adulterio carece de entendimiento; el que lo hace destruye su propia alma”.

3. Santiago 4:4

Nos dice: “¡Oh adulteros y adúlteras! ¿No sabéis que la amistad con el mundo es enemistad contra Dios? Cualquiera, pues, que quiera ser amigo del mundo, se constituye enemigo de Dios”.

4. Lucas 16:18

Este versículo particulador dice: “Todo aquel que se enriquece, se enriquece para su propia perdición”.

De las Escrituras, podemos inferir que Dios ve la infidelidad como un pecado. Él espera que los seguidores obedezcan sus mandamientos y se abstengan de realizar ninguna acción que sea contraria a su voluntad. Esto incluye la infidelidad.

Índice de Contenido
  1. MI PAREJA ME FUE INFIEL, ¿PUEDO VOLVER A CASARME? PASTOR ALFREDO GÁMEZ.
  2. ? La lección más grande para un infiel
  3. ¿Qué piensa Dios de la infidelidad en el matrimonio?
  4. ¿Qué pasa por la mente de un hombre infiel?
  5. ¿Qué hay en la mente de un infiel?
  6. ¿Quién sufre más el infiel o el engañado?
  7. Preguntas Relacionadas
    1. ¿Qué es el hombre infiel según la Biblia?
    2. La Biblia menciona alguna solución para el hombre infiel?
    3. ¿Cómo describe la Biblia al hombre infiel?
    4. ¿La Biblia ofrece un camino de arrepentimiento para el hombre infiel?
  8. Conclusión

MI PAREJA ME FUE INFIEL, ¿PUEDO VOLVER A CASARME? PASTOR ALFREDO GÁMEZ.

? La lección más grande para un infiel

¿Qué piensa Dios de la infidelidad en el matrimonio?

Dios no está de acuerdo con la infidelidad en el matrimonio. Está claro que Dios quiere que cada pareja sea fiel uno al otro, como se menciona en Deuteronomio 5:18, "No tendrás relaciones sexuales ilícitas". La infidelidad es una violación de esta ley de Dios y a Él le duele profundamente el saber que la gente se involucra en ella.

La infidelidad en el matrimonio impacta a todos los involucrados, entre los cuales se encuentran aquellos que tratan de perdonar. El perdón gratuito que Dios ofrece a la persona que ha sido infiel, no significa necesariamente que Dios apruebe el mal que fue cometido. Sin embargo, es importante reconocer que el perdón de Dios es real y que hay una segunda oportunidad para aquellos que han pecado.

Dios también dice que, si se ha cometido infidelidad, es mejor enfrentarlo que ignorarlo. En Mateo 5:32, Jesús dice: "Cualquiera que repudie a su esposa que no ha caído en adulterio, comete adulterio contra ella". Lo que esta versión enseña es que las relaciones no se deben tomar a la ligera y que hay que tratarlas con el respeto y el amor que uno desea recibir.

En conclusión, es evidente que Dios no está de acuerdo con la infidelidad en el matrimonio. Él quiere que todos reconozcan sus errores y les ofrece la oportunidad de arrepentirse y comenzar de nuevo con un matrimonio saludable. Si los cónyuges son honestos el uno con el otro y buscan la ayuda necesaria para sanar, el resultado será un vínculo sólido que sea bendecido por Dios.

¿Qué pasa por la mente de un hombre infiel?

Cuando un hombre es infiel a su pareja o cónyuge hay varias cosas que pasan por su mente. Está el deseo de recrear la llama de la pasión, tanto para su vida amorosa como para sentirse vivo. Muchas veces el hombre infiel busca una aventura emocional y física, algo que esté lejos de una relación monótona y aburrida. El tipo de aventura puede variar, desde citas rápidas hasta relaciones más profundas con personas ajenas a su actual relación. Otro motivo por el que un hombre se vuelve infiel es perseguir la ilusión de la novedad y la diversión.

Para el hombre infiel, el engaño es una forma de evadir sus propios problemas o conflictos internos y sentirse mejor acerca de sí mismo. En muchas ocasiones el infiel se ve atraído a otros porque desea encontrar algo que piense, que conozca, que entienda o que comparta. Esto es algo que probablemente no se encuentre en su relación actual, lo cual conduce a la búsqueda de satisfacción fuera de ella.

Otra razón por la cual un hombre puede ser infiel es por su ego. Muchos hombres buscan el afecto de otras personas para sentirse queridos y necesitados, ya que les da un impulso adicional de autoestima. Esta necesidad de aprobación les permite estar contentos consigo mismos, sentimiento que eventualmente pierden en su relación actual.

¿Qué hay en la mente de un infiel?

Cada infiel tiene una visión diferente acerca de la vida, del mundo y de la fe. Un infiel puede ser definido como aquel que no cree en algunas o en todas las creencias de una religión. Algunos infieles rechazan cualquier tipo de fe en Dios mientras que otros pueden creer en Dios, pero no practicar ninguna religión. Esto significa que la mente de un infiel varía mucho dependiendo de sus experiencias passadas, su educación y su contexto social.

Un infiel puede negar la existencia de Dios completamente; esto se conoce como ateísmo. Otra forma de ateísmo es el agnosticismo, en el cual las personas no se comprometen a afirmar o negar la existencia de Dios, sino que simplemente no saben si hay un dios o no. Además, un infiel también puede ser alguien que reconoce la existencia de Dios y cree en él, pero que no participa activamente en ninguna religión.

Aunque los infieles tienen opiniones variadas sobre la fe, es probable que muchos de ellos vean a la religión como una institución creada por el hombre para controlar y represionar a la gente. Esta imagen puede haberse formado debido a la historia reciente en la que se ha usado la religión como justificación para varias guerras y abusos. También puede ser que los infieles vean la religión como una barrera entre Dios y las personas, en lugar de un camino para acercarse a Dios.

Otra idea común entre los infieles es que la religión puede ser dañina, ya que algunos la usan para controlar y manipular a otros. A lo largo de la historia, la religión ha sido usada para justificar la discriminación y el abuso de los más vulnerables. Por ello, muchos infieles creen que la religión ha contribuido a la destrucción de la humanidad, en lugar de unir a las personas bajo un mismo propósito.

Finalmente, puede ser que otros infieles sienten que la religión simplemente no es importante para ellos, y prefieren centrarse en otras cosas. En lugar de tratar temas relacionados con la espiritualidad, los infieles pueden centrarse en la ciencia, el arte, la política y otros temas.

¿Quién sufre más el infiel o el engañado?

Ambos infiel y engañado sufren, pero la persona engañada sufre mucho más. La razón es que, la persona engañada confiaba en el otro y, cuando el engaño se descubre, la pareja se hace cargo del daño emocional que ha caído sobre la relación.

El engañado:

  • Pierde la confianza en su pareja
  • Sufre desesperación y confusión
  • Se siente traicionado
  • Sufre depresión y ansiedad
  • Experimenta problemas para confiar en otros

El infiel:

  • Siente culpa y vergüenza
  • Es incapaz de reconciliarse con la persona engañada
  • Tiene que lidiar con la ira y el enojo de la pareja engañada
  • Pierde la confianza de la pareja nuevamente
  • No puede superar el remordimiento

La clave aquí es la confianza. Si una persona engaña, no hay confianza, y esto causa un daño profundo a la relación. El engañado sufre más porque no fue solo traicionado sino que también le ha sido robada la confianza. Esto significa que no pueden tener la misma relación que tenían antes. El infiel también sufre, pero no está recibiendo el mismo daño emocional como el engañado.

Preguntas Relacionadas

¿Qué es el hombre infiel según la Biblia?

La Biblia enseña que el hombre infiel es aquel que traiciona a su esposa y se entrega a otra mujer de una manera inmoral. Según la Escritura, el matrimonio deben ser respetado por cada uno de los esposos y no debe haber relaciones extramatrimoniales. Más aún, el adulterio significa una falta de respeto por los votos matrimoniales y así lo describe el profeta Oseas: “Pondré celos sobre ellos, y tendrá celos de su mujer; ella se apartará de él”. (Oseas 4:7)

La ley antiguamente era muy estricta con respecto al hombre infiel y una vez demostrado el adulterio, el marido estaba en la obligación de repudiar a su esposa o como mínimo, separarse temporalmente hasta que ella se purificara de tal acusación de inmoralidad. De igual forma, cuando la mujer era acusada de adulterio, era necesaria la prueba a través del agua amarga. Esto quiere decir que la mujer sometida a tal prueba tendría que beber agua amarga e inocente para ser declarada culpable.

En la actualidad el concepto de hombre infiel se refiere a todas aquellas personas que teniendo compromiso con su pareja mantienen relaciones sexuales con otra persona. En realidad, el adulterio es una violación de los principios de Dios y un claro incumplimiento de los votos matrimoniales, por lo que la persona transgrede gravemente el plan de Dios para el hogar de la familia. Algunos pasajes bíblicos que nos enseñan acerca del adulterio son Mateo 5:27-40 y Romanos 13: 9-14.

Las maldiciones que vienen con el adulterio son muchas, las cuales van desde la separación de la pareja, pasando por la desconfianza y los remordimientos, hasta la dificultad de reconciliación. De la misma manera, también lleva consigo consecuencias legales, sociales, financieras, morales y religiosas. Por todas estas razones es importante que cada persona evite dejarse tentar por la inmoralidad y sea fiel a los compromisos adquiridos.

Algunas características del hombre infiel según la Biblia son:

  • Es una persona que viola sus propios votos matrimoniales.
  • Es una persona que desprecia los principios de Dios.
  • Es una persona que tiene relaciones sexuales con otra persona fuera de su matrimonio.
  • Es una persona que se entrega a prácticas inmorales.

En conclusión, el hombre infiel es aquella persona que engaña a su esposa/o y traiciona los compromisos matrimoniales que adquirió de acuerdo a la enseñanza bíblica, llevando consigo repercusiones sociales, económicas y espirituales. A pesar de ser una situación difícil de superar, es importante que quienes hayan transgredido los votos matrimoniales busquen reformar sus pasos y no cometer el mismo pecado nuevamente.

La Biblia menciona alguna solución para el hombre infiel?

La Biblia ofrece una solución para el hombre infiel. Esto se ve claramente en Jeremías 3:12-14, donde Dios dice “Vuélvete a mí de todo corazón mientras esté presente, y yo te recibiré favorablemente". Usando este pasaje de la Biblia podemos concluir que el hombre infiel tiene la oportunidad de regresar a Dios. A pesar de que ha causado daño y sufrimiento, siempre hay otra oportunidad para volver a reconstruir la relación con su Creador.

Además, Dios le ofrece la posibilidad de recibir ayuda. Él les da la gracia y el perdón necesarios para avanzar y vivir una vida recta. Por ejemplo, 2 Timoteo 2:25 dice “Si disputas con sabiduría debes ser capaz de responder con alguien que dudó, reconociendo que Dios te da poder para salir victorioso”.

En resumen, la Biblia menciona varias soluciones para el hombre infiel. En primer lugar, ofrece la oportunidad de volver a Dios. Esto no significa que los errores del pasado se ignoren, sino que hay la posibilidad de recibir el perdón y la ayuda necesaria para vivir una vida recta.

En segundo lugar, Dios nos exhorta a permanecer firmes en la fe. Esto nos ayuda a ser resilientes frente a las tentaciones y a resistir el pecado (1 Corintios 10:13).

Finalmente, la Biblia encomienda la oración como una herramienta esencial para permanecer fieles a Dios y combatir el pecado. La oración es la mejor manera de comunicarse con el Señor. A través de ella, el hombre infiel puede encontrar consuelo, misericordia y restaurar su relación con Dios (Filipenses 4:6-7).

¿Cómo describe la Biblia al hombre infiel?

La Biblia describe al hombre infiel como aquel que ha caído en un estado de rebeldía y desobediencia contra Dios. Está en pecado y, por lo tanto, no actúa según los mandatos divinos establecidos en la Palabra de Dios.

La Biblia afirma que el hombre infiel es quien practica y sigue estos comportamientos:

• Incredulidad: Por lo general, el hombre infiel se resiste a creer en las enseñanzas bíblicas y sabe que se opone al plan de Dios para su vida.
• Idolatría: El hombre infiel adora el mundo y todas sus atracciones, en lugar de amar y obedecer a Dios con todo su corazón.
• Envidia: El hombre infiel tiende a tener celos y envidia hacia aquellos que tienen éxito, y hasta puede llegar a blasfemar de Dios por su bondad.
• Libertinaje: El hombre infiel actúa con libertinaje, es decir, con excesiva promiscuidad sexual y vocablos groseros.
• Deslealtad: El hombre infiel es desleal y no cumple con sus compromisos; mente y roba para conseguir lo que desea sin importar las consecuencias de sus acciones.

Cuando alguien transgrede los principios de la Biblia, empieza a ser descrito por la misma como un hombre incrédulo, egoísta y falso. La infidelidad del hombre enfrenta al Creador y lo coloca en un estado de rebeldía, alejado de la salvación que Dios ofrece. Las palabras de la Biblia nos hacen saber que el hombre infiel debe arrepentirse de sus pecados y rendirse a Dios. Sólo entonces podrá recibir Su perdón y vivir una vida agradable a Él.

¿La Biblia ofrece un camino de arrepentimiento para el hombre infiel?

La Biblia es una obra muy completa que nos ofrece un camino de arrepentimiento para el hombre infiel. Está lleno de consejos, instrucciones y enseñanzas que nos ayudan a entender cómo debemos actuar cuando nos encontramos frente a situaciones desafiantes.

Primero, hay que reconocer el pecado. El mensaje de Dios es claro: "Reconozcan sus pecados y arrepiéntanse" (Miqueas 6: 8). Esto significa que necesitamos ser honestos con nosotros mismos y confesar el mal que hayamos hecho y las consecuencias negativas que esto haya tenido.

En segundo lugar, hay que arrepentirse sinceramente. Arrepentirse no se trata solo de decir "lo siento" sin tomar responsabilidad por nuestras acciones. Se trata de tomar acción para remediar la situación y demostrar que somos sinceramente arrepentidos. Esto significa comprometerse a no volver a cometer los mismos errores.

Tercero, hay que hacer obras de arrepentimiento que muestren a Dios y al mundo que hemos cambiado. Esto significa cumplir con los mandamientos y los principios enseñados en la Palabra de Dios y vivir una vida santa. Al arrepentirnos, debemos hacer todo lo posible por restaurar aquellos daños que hayamos causado y tratar de hacer mejores las cosas.

Cuarto, hay que tener fe en Dios. Dios perdona a los arrepentidos. Reconozcamos que Él es el único que nos puede ayudar a salir de los problemas en los que nos hayamos metido. Debemos tener fe en Su promesa de que todos aquellos que se vuelven a Él con un corazón genuino serán recibidos con amor.

Conclusión

La Biblia nos enseña que el hombre infiel no tiene lugar en la presencia de Dios. En Mateo 5:8 se nos dice "Bienaventurados los limpios de corazón, porque ellos verán a Dios". Esta es una clara indicación de que aquellos con una vida deshonesta no pertenecen al reino de Dios.

Además en Romanos 6:23 se nos recuerda que "porque el salario del pecado es muerte, mas el don de Dios es vida eterna en Cristo Jesús Señor nuestro”. Esto nos enseña que si nos mantenemos dentro de la moral y principios bíblicos podremos tener una vida abundante con el Señor.

En Colosenses 3:5-7 también se nos dice que debemos desechar las obras de la carne porque son contrarias al Espíritu de Dios: “Destruid, pues, todas estas cosas: lujuria, impureza, pasiones, malos deseos y avaricia, que es idolatría; porque a causa de estas cosas viene la ira de Dios sobre los hijos de la desobediencia”.

Por lo tanto, queda claro que la infidelidad no es parte del plan de Dios para la humanidad. Debemos acudir a la Palabra de Dios para conocer su plan de salvación y vivir de acuerdo a sus principios. Esto nos permitirá gozar de la vida eterna en su presencia.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a ¿Qué Dice La Biblia Sobre El Hombre Infiel?. puedes visitar la categoría Estudios Bíblicos.

Avatar De Ronald Padron

Ronald Padron

Licenciado en Comunicación Social, Redactor Web y Editor de Textos.

¡Más Contenido!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Usamos cookies para brindarte una experiencia personalizada, guardando tus preferencias y recordando tus visitas. Si presionas «Continuar», estarás dando tu consentimiento para usar todas las cookies. Sin embargo, si lo deseas, puedes visitar «Leer Más» para elegir qué cookies aceptar. Leer Más