¿Por Qué Jesús Subió Al Cielo? Según La Biblia, Hay Tres Razones Principales..

  1. Para estar con su Padre (Juan 14:28)
  2. Para preparar un lugar para nosotros (Juan 14:2-3)
  3. Para interceder por nosotros ante el Padre (Romanos 8:34)
  4. Su muerte fue necesaria para nuestra salvación (Hechos 2:22-24, 3:13-15, 4:10-12)
  5. Su resurrección fue necesaria para nuestra salvación (1 Corintios 15:12-20)
  6. Su ascensión al cielo fue necesaria para completar su obra de salvación (Hechos 1:9-11)
  7. Porque era la voluntad de su Padre (Hechos 1:1-2)
  8. Para que él pudiera sentarse a la derecha del Padre en el trono de gloria (Hechos 2:30-36)
  9. Para que reciba el Espíritu Santo y derrame su poder sobre los creyentes (Hechos 2:1-4, 33)
  10. Para que nosotros tengamos esperanza (1 Juan 3:1-3)
Índice de Contenido
  1. ?PREGUNTAS Y RESPUESTAS Gran sabiduría
  2. ¡Impresionante dato sobre la identidad y ministerio de los Ángeles, querubines y serafines! ??
  3. Preguntas Relacionadas
    1. Jesús subió al cielo para estar con su Padre.
    2. Jesús subió al cielo para preparar un lugar para nosotros.
    3. Jesús subió al cielo para ser nuestro Mediador ante Dios.
  4. Conclusión

?PREGUNTAS Y RESPUESTAS Gran sabiduría

¡Impresionante dato sobre la identidad y ministerio de los Ángeles, querubines y serafines! ??

Preguntas Relacionadas

Jesús subió al cielo para estar con su Padre.

Jesús subió al cielo para estar con su Padre. Después de su crucifixión y resurrección, Jesús pasó cuarenta días enseñando a sus discípulos acerca del reino de Dios. Luego, ascendió al cielo para estar con su Padre. Esto nos muestra que Jesús y el Padre son uno. Jesús mismo dijo: “Yo y el Padre somos uno” (Juan 10:30).

El cielo es el lugar de la presencia de Dios. Es el lugar donde Dios mora. Desde el cielo, Dios ve todo lo que sucede en el mundo. Él conoce todos los pensamientos y todas las acciones de todas las personas.

La Biblia también nos enseña que el cielo es el lugar de la gloria de Dios. En el cielo, estaremos rodeados por la luz de Dios. También estaremos rodeados por su amor y su paz. En el cielo, veremos la gloria de Dios cara a cara.

Cuando Jesús subió al cielo, fue para estar con su Padre. Esto nos da esperanza de que nosotros también podremos estar con Dios cuando morimos. Jesús nos prometió que vendrá otra vez para llevarnos con él al cielo. Así que, mientras esperamos su venida, vivamos de tal manera que estemos listos para ir con él.

Jesús subió al cielo para preparar un lugar para nosotros.

La Biblia nos dice que el cielo es un lugar real, y que es el hogar de Dios: “Porque así como los cielos son más altos que la tierra, así mis caminos son más altos que vuestros caminos, y mis pensamientos más que vuestros pensamientos” (Isaías 55:9). “Porque he aquí, yo voy a crear nuevos cielos y una nueva tierra; y de ninguna de las cosas anteriores no habrá memoria, ni vendrá al pensamiento” (Isaías 65:17).

“Mas los perversos de corazón son como la tempestad que arrasa; Por lo cual no se les hará entender el camino de Jehovah. Sobre ellos resplandecerá el sol en el mismo día de su castigo, Y la grandeza del calor de él les abrasará” (Proverbios 4:19-20).

Jesús subió al cielo para preparar un lugar para nosotros, y esto significa que él tiene un plan para nosotros. El cielo es nuestro hogar eterno, y Jesús está preparando el camino para que podamos estar allí con él. Esto es algo que nos debe dar esperanza y alegría, ya que significa que tenemos un lugar seguro para estar cuando nuestra vida aquí en la tierra ha terminado.

Jesús subió al cielo para ser nuestro Mediador ante Dios.

Estas son algunas de las razones por las que Jesús subió al cielo según la Biblia:

-Jesús subió al cielo para estar con su Padre. Después de la resurrección, Jesús le dijo a María Magdalena: “No me detengas, porque todavía no he ascendido a mi Padre; pero ve a mis hermanos y diles: ‘Ascenderé a mi Padre y a vuestro Padre, a mi Dios y a vuestro Dios’” (Juan 20:17).

-Jesús también dijo a Sus discípulos antes de su ascensión: “En verdad, en verdad les digo, que ustedes llorarán y se lamentarán, pero el mundo se alegrará; ustedes se entristecerán, pero su tristeza se convertirá en gozo. La mujer cuando da a luz tiene dolor, porque su hora ha llegado; pero después que ha dado a luz al niño, ya no se acuerda de la angustia, por el gozo de que un hombre haya nacido en el mundo. Así también ustedes ahora tienen tristeza, pero volveré a verlos, y su corazón se regocijará, y nadie quitará su gozo” (Juan 16:20-22).

-Jesús subió al cielo para preparar un lugar para nosotros. “Así que vamos, tal como él nos ha pedido; y le aseguramos que el que recibe a Jesús, el que cree en su nombre, tendrá vida eterna. Y nosotros le hemos dado a ustedes esa vida eterna que está en el Hijo. El que tiene al Hijo, tiene la vida; el que no tiene al Hijo de Dios, no tiene la vida.Les he escrito estas cosas a ustedes para que tengan paz en mí. En el mundo tendrán aflicción, pero confíen, yo he vencido al mundo” (1 Juan 5:11-13).

-Jesús subió al cielo para ser nuestro Sumo Sacerdote. “Porque este Jesús es el mediador del nuevo pacto, el cual es para los electos y para los que llama, no sólo de Judá, sino también de todo género humano; así que, así como él es mediador de un pacto más excelente, resulta de mucho más excelente promesa. Porque si aquel primero fue para la purificación de las impurezas, este segundo es para la coronación de los reyes y sacerdotes, para quienes toman en serio el mandato de Dios y la fe de Jesús” (Hebreos 8:6-7: 10:21).

-Jesús subió al cielo para ser nuestro abogado. “Si confessamos nuestros pecados, él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados y limpiar de toda maldad. Si decimos que no hemos pecado, entonces lo estamos haciendo a él mentiroso, y su palabra no está en nosotros” (1 Juan 1:9-10).

-Jesús subió al cielo para ser nuestro Intercesor. “Porque hay un solo Dios, y un solo mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo hombre, quien se entregó a sí mismo como rescate por todos” (1 Timoteo 2:5-6).

La intercesión de Cristo es especialmente significativa cuando consideramos nuestra relación con Dios. Como hijos e hijas de Dios, tenemos acceso directo a Él a través de Jesús. No necesitamos a ningún otro mediador o intercesor. Podemos acercarnos a Dios directamente en oración y Él nos oirá y responderá. No necesitamos el mediador de un sacerdote u otra persona religiosa. Tenemos un Mediador perfecto en Jesucristo.

Conclusión

La primera es que Jesús estaba completando la obra que el Padre le había encomendado. Él mismo lo dijo: “No he venido por hacer mi voluntad, sino la voluntad del que me envió” (Lucas 22:42). Su propósito era dar su vida como rescate para liberar a los seres humanos de nuestros pecados y darnos acceso al cielo. Cumplió esa misión al morir en la cruz.

En segundo lugar, la Biblia dice que Jesús subió al cielo para ser nuestro mediador ante Dios. Como tal, intercede por nosotros ante el Padre. Jesús mismo dijo: “Porque no he de dejar de rogar, pero el Padre me ha dado más autoridad sobre vosotros” (Juan 16:26). De esta manera, podemos estar seguros de que siempre está intercediendo por nosotros ante Dios.

En tercer lugar, Jesús subió al cielo para preparar un lugar para nosotros. Él mismo lo dijo: “Yo voy a preparar un lugar para vosotros. Y si me voy y os preparo un lugar, vendré otra vez y os tomaré conmigo, para que donde estoy yo, también vosotros estéis” (Juan 14:3). Esto nos da esperanza de que un día estaremos con él para siempre.

En resumen, Jesús subió al cielo para cumplir la voluntad del Padre, para ser nuestro mediador ante Dios y para preparar un lugar para nosotros en el cielo. Esto nos da esperanza y nos ayuda a comprender mejor el plan de Dios para nuestras vidas.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a ¿Por Qué Jesús Subió Al Cielo? Según La Biblia, Hay Tres Razones Principales.. puedes visitar la categoría Respuestas Cristianas.

Avatar De Ronald Padron

Ronald Padron

Licenciado en Comunicación Social, Redactor Web y Editor de Textos.

¡Más Contenido!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Usamos cookies para brindarte una experiencia personalizada, guardando tus preferencias y recordando tus visitas. Si presionas «Continuar», estarás dando tu consentimiento para usar todas las cookies. Sin embargo, si lo deseas, puedes visitar «Leer Más» para elegir qué cookies aceptar. Leer Más