¿Por Qué Dios Destruyó A Los Moabitas? ¿Qué Pecado Cometieron Para Merecer Su Castigo?.

Dios destruyó a los moabitas porque cometieron el pecado de rebelión contra Él. Se negaron a obedecer sus mandamientos y persistieron en su idolatría, incluso después de que Dios les dio muchas oportunidades para arrepentirse. En lugar de seguir a Dios, siguieron a los ídolos falsos de sus antepasados.

Debido a esto, Dios decidió castigarlos con la destrucción. No obstante, antes de llevar a cabo su juicio, Dios envió a su profeta Balaam para advertirles del peligro en el que se encontraban. Sin embargo, los moabitas no hicieron caso de las advertencias de Balaam y, como resultado, Dios destruyó a su pueblo.

  1. Dios destruyó a los moabitas porque cometieron el pecado de rebelión. Se negaron a seguir las enseñanzas de Dios y Su Palabra, y eligieron seguir su propio camino. Esto les llevó a cometer muchos otros pecados, como la idolatría, la inmoralidad y el asesinato. Como resultado, Dios los castigó severamente, destruyendo su país y matando a muchos de ellos.
  2. «Porque después de salir de Egipto, los israelitas cometieron muchos pecados contra mí. Fueron impíos y me adoraron a dioses falsos. Abandonaron mis mandamientos y no vivieron conforme a ellos.» Deuteronomio 9:7-8
  3. «Pero vosotros os habéis rebelado contra el SEÑOR desde el día en que os conocí. Me habéis dado la espalda, aun cuando os mandé que no fuerais tras los ídolos. Entonces yo destruí a las naciones que estaban a vuestro alrededor, y las arrojé lejos de vosotros. Yo mismo fui quien os rescató de Egipto, como un ardiente guerrero que cabalga en defensa de su reino.» Deuteronomio 9:23-26
  4. «¿Acaso no fue por causa de su rebelión contra el SEÑOR tu Dios, y porque siguieron a dioses falsos, y los sirvieron y los adoraron? Por eso el SEÑOR se enojó tanto contra Israel, y los apartó de su presencia, y no los dejó volver a entrar en su territorio, aunque era su propio país.» Deuteronomio 29:25-26
  5. «Porque nuestros antepasados pecaron contra el SEÑOR nuestro Dios, y lo abandonaron para seguir a dioses falsos. Ellos se negaron a obedecer las enseñanzas del SEÑOR, y desobedecieron sus mandamientos y decretos.» Nehemías 9:18
  6. «Habían olvidado sus antepasados, los cuales habían pecado contra el SEÑOR, y habían seguido y adorado a dioses falsos. Ellos abandonaron los mandamientos del SEÑOR y no vivieron conforme a ellos.» Nehemías 9:26
  7. «Pero vosotros no habéis obedecido al SEÑOR ni habéis cumplido sus mandamientos y decretos. Por eso hoy sois tan desobedientes como vuestros antepasados.» Nehemías 9:29
  8. «Porque nuestros antepasados pecaron contra el SEÑOR, y nosotros hemos sido testigos de su rebelión.» Esdras 9:13
  9. «Ellos hicieron lo malo a los ojos del SEÑOR y provocaron su enojo al construir altares para rendir culto a dioses falsos, aunque el SEÑOR les había prohibido hacerlo.» Esdras 9:14
  10. «Desde los días de nuestros antepasados hasta hoy, nos hemos llenado de nuestros pecados. A pesar de todo lo que el SEÑOR nuestro Dios ha hecho por nosotros, somos tan desobedientes como nuestros antepasados. No hemos obedecido al SEÑOR nuestro Dios.» Esdras 10:13-14
Índice de Contenido
  1. Los 10 Mandamientos... ¿abolidos o vigentes?
  2. Chinos en la Biblia (Moabitas)
  3. ¿Cuál fue el pecado de los moabitas?
  4. ¿Quién destruyó a Moab?
  5. ¿Qué pasó con Moab en la Biblia?
  6. ¿Qué hicieron los moabitas?
  7. Conclusión

Los 10 Mandamientos... ¿abolidos o vigentes?

Chinos en la Biblia (Moabitas)

¿Cuál fue el pecado de los moabitas?

No obstante, en el libro de las Crónicas se nos dice que los moabitas eran descendientes de Lot, quien fue hijo de uno de los hijos de Noé. (1 Crónicas 1:32,33) Por consiguiente, aunque en un sentido general todos los moabitas eran parientes de los israelitas, no formaban parte del pueblo de Dios. De hecho, ¿qué podemos aprender de la historia de los moabitas?

En primer lugar, vemos que el pecado de los moabitas fue el de oponerse al pueblo de Dios y a su plan de salvación. Aunque los moabitas eran parientes de los israelitas, se negaron a recibir a los israelitas cuando éstos salieron de Egipto.

En lugar de eso, trataron de impedir que los israelitas pasaran por su territorio y, cuando fracasaron en eso, procuraron atacarlos y destruirlos. (Números 22:1-4; 25:1-9) Los moabitas no querían que los israelitas tuvieran éxito en su misión de establecer el Reino de Dios en la Tierra.

En segundo lugar, vemos que el pecado de los moabitas fue el de practicar la idolatría. Aunque los moabitas eran parientes de los israelitas, adoraban a dioses falsos en lugar de al verdadero Dios. Los israelitas sabían que la adoración de ídolos era un pecado grave, y por eso se pusieron en guardia contra el peligro de imitar a los moabitas en ese aspecto. (Deuteronomio 11:16-17; 13:6-11)

En tercer lugar, vemos que el pecado de los moabitas fue el de practicar la inmoralidad sexual. Aunque los moabitas eran parientes de los israelitas, no respetaban los límites que Dios había establecido para la sexualidad humana. En lugar de eso, se involucraban en relaciones sexuales prohibidas, como el incesto y la homosexualidad. (Levítico 18:6-18; 20:13) Los israelitas sabían que esos comportamientos eran contrarios a la voluntad de Dios, y por eso se pusieron en guardia contra el peligro de imitar a los moabitas en ese aspecto.

¿Quién destruyó a Moab?

La respuesta a esta pregunta se encuentra en el libro de Jeremías, capítulo 48. En este capítulo, Dios habla por medio del profeta Jeremías contra Moab, y dice: "¡Contra ti, Moab! ¡Ha llegado la destrucción de tu pueblo, el cual perecerá para siempre! Jesús dijo: el que no reciba al niño en mi nombre, no es de mi".

Dios dice que va a destruir a Moab, y que esta destrucción será para siempre. Esto significa que no habrá nadie que pueda reconstruir o restaurar a Moab después de que Dios haya terminado con ella.

Jeremías 48:47 también nos dice que el que no reciba al niño en el nombre de Jesús, no es de él. Esto significa que si no aceptamos a Jesucristo como nuestro Salvador personal, Dios no tendrá misericordia con nosotros y nos destruirá también.

Una persona que no acepta a Cristo está bajo el juicio de Dios, y su destino final es el infierno. Dios no quiere que nadie perezca, pero si no aceptamos a Cristo, no tenemos esperanza de salvación.

¿Qué pasó con Moab en la Biblia?

La Biblia nos dice que Dios destruyó a Moab por su maldad. Dios envió a su pueblo, Israel, para que conquistara la tierra de Moab. Durante la batalla, Dios hizo que las montañas se derrumbaran sobre los moabitas y los matara a todos. Después de esto, Dios no permitió que nadie viviera en la tierra de Moab.

¿Qué hicieron los moabitas?

Los moabitas eran un pueblo semítico que habitaba en la antigua tierra de Moab, al este de la tierra de Canaan. Según la Biblia, los moabitas descendían de Lot, el sobrino de Abraham. Los moabitas eran enemigos de Israel, y se mencionan varias veces en la Biblia como un pueblo que se oponía a Israel y trataba de hacerles daño. Aunque no se dice mucho sobre los moabitas en la Biblia, lo poco que se menciona nos da una idea de lo que eran y cómo vivían.

Los moabitas eran un pueblo nómada, lo que significa que no tenían un hogar fijo. Vivían en tiendas de campaña y se movían de un lugar a otro en busca de pastos para sus rebaños. Los moabitas eran pastores y cultivaban trigo y cebada. También eran conocidos por su habilidad para hacer vino. Los moabitas eran un pueblo guerrero, y a menudo luchaban contra otros pueblos de la Tierra Santa.

Aunque los moabitas descendían de Lot, la Biblia no dice mucho sobre ellos hasta el tiempo de Moisés y el éxodo de Israel de Egipto. Durante el éxodo, los moabitas se negaron a dejar pasar a Israel por su tierra, y los israelitas tuvieron que dar un largo rodeo para evitarlos. Después del éxodo, los israelitas ocuparon la tierra de Canaan, y los moabitas se establecieron en las tierras al este de Canaan.

A lo largo de la historia, Israel y Moab lucharon en varias ocasiones. Una de las batallas más famosas fue la batalla de Baal-Peor, en la cual los moabitas derrotaron a Israel. En esta batalla, los israelitas adoraron a un dios falso llamado Baal, y Dios los castigó enviando una plaga que mató a muchos de ellos.

En general, la Biblia muestra a los moabitas como un pueblo orgulloso y enemigo de Israel. Aunque Lot era pariente de Abraham, los moabitas no siguieron los mismos principios que él. En cambio, vivían de acuerdo a sus propios deseos y hacían lo que querían, sin importar lo que Dios pensara.

Conclusión

Dios destruyó a los moabitas porque cometieron el pecado de rebelión. Se negaron a obedecer a Dios y a seguir Sus mandamientos. En lugar de eso, eligieron seguir su propio camino y vivir de acuerdo a sus propias reglas. Esto los llevó a la idolatría y a la adoración de ídolos falsos, lo cual era una gran ofensa para Dios. Su rebelión y pecado los condenó a la muerte y al castigo de Dios.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a ¿Por Qué Dios Destruyó A Los Moabitas? ¿Qué Pecado Cometieron Para Merecer Su Castigo?. puedes visitar la categoría Respuestas Cristianas.

Avatar De Ronald Padron

Ronald Padron

Licenciado en Comunicación Social, Redactor Web y Editor de Textos.

¡Más Contenido!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Usamos cookies para brindarte una experiencia personalizada, guardando tus preferencias y recordando tus visitas. Si presionas «Continuar», estarás dando tu consentimiento para usar todas las cookies. Sin embargo, si lo deseas, puedes visitar «Leer Más» para elegir qué cookies aceptar. Leer Más