Marcos 8:27-33: Jesús Sana A Un Ciego De Nacimiento.

El versículo 8:27 dice: "Jesús dijo: Entonces yo les digo que de verdad ustedes me verán, y todos los que me aman, porque yo vivo, y ustedes vivirán también." Esto significa que Jesús está diciendo que todos los que lo aman verán su regreso, y que él mismo vivirá para siempre. Vivirán eternamente con él.

Índice de Contenido
  1. El Ciego de Betsaida // Ps. Abraham Pérez
  2. El ciego Bartimeo recibe la vista (Marcos 10:46-52)
  3. Preguntas Relacionadas
    1. ¿Cuál es la diferencia entre este milagro y otros que Jesús había realizado anteriormente?
    2. ¿Por qué Jesús no quiso que nadie supiera que había sanado al ciego?
    3. ¿Qué preguntas te surgen a partir de este pasaje?
  4. Conclusión

El Ciego de Betsaida // Ps. Abraham Pérez

El ciego Bartimeo recibe la vista (Marcos 10:46-52)

Preguntas Relacionadas

¿Cuál es la diferencia entre este milagro y otros que Jesús había realizado anteriormente?

Desde el inicio de su ministerio, Jesús había estado haciendo milagros. Él sanó a los enfermos, expulsó demonios y hasta resucitó muertos. Pero ninguno de estos milagros fue más asombroso que el de la multiplicación de los panes y los peces.

Este milagro tuvo lugar después de que Jesús había pasado un día enseñando a una multitud de más de cinco mil personas. Al final del día, la gente estaba hambrienta y Jesús tuvo compasión de ellos. Él sabía que no podían irse a casa sin comer, así que él les dijo a sus discípulos que les dieran de comer.

Pero los discípulos no tenían suficiente comida para alimentar a toda la multitud. Entonces, Jesús les dijo que trajeran lo que tuvieran y él multiplicaría la comida para que todos tuvieran suficiente. Los discípulos le trajeron cinco panes y dos peces, pero Jesús los multiplicó para que todos tuvieran suficiente. Todos comieron hasta saciarse y aun así sobró comida.

Este milagro fue diferente de otros que Jesús había hecho anteriormente porque fue más grande en escala. Otros milagros involucraban a una o dos personas, pero este milagro involucró a más de cinco mil. Jesús tuvo que hacer un milagro más grande para alimentar a toda la multitud.

¿Por qué Jesús no quiso que nadie supiera que había sanado al ciego?

Jesús sanó a un ciego de nacimiento en el Evangelio de Juan, pero les pidió a los testigos que no dieran a conocer esta milagrosa curación hasta después de que él mismo hubiera resucitado de entre los muertos. ¿Por qué Jesús no quiso que la noticia de su milagrosa curación se hiciera pública inmediatamente?

Hay varias razones posibles por las que Jesús podría haber querido esperar para que esta noticia se difundiera:

  • En primer lugar, Jesús sabía que iba a ser arrestado y condenado a muerte en breve, y no quería que la gente supiera que él había realizado este milagro antes de ser ejecutado. Si la gente hubiera sabido que Jesús podía realizar milagros, podría haber tratado de impedir su crucifixión al presentar pruebas de su poder divino.
  • En segundo lugar, Jesús quizás no quisiera que la gente supiera de este milagro hasta después de que él mismo hubiera resucitado. Jesús sabía que su resurrección sería la prueba definitiva de su divinidad, y quería que la gente supiera de este milagro una vez que él mismo hubiera confirmado su identidad como el Hijo de Dios.
  • En tercer lugar, Jesús quizás no quisiera que la gente supiera de este milagro hasta después de que él hubiera ascendido al cielo. Jesús sabía que su ascensión sería la prueba definitiva de que era el Mesías, y quería que la gente supiera de este milagro una vez que él mismo hubiera confirmado su identidad como el Salvador del mundo.

En cualquier caso, la decisión de Jesús de no permitir que se hiciera pública inmediatamente la noticia de su milagrosa curación del ciego de nacimiento revela su sabiduría divina y su amor por nosotros. Jesús sabía lo mejor para nosotros, y su decisión de esperar para que se difundiera la noticia de este milagro nos permitió recibir la prueba definitiva de su divinidad.

¿Qué preguntas te surgen a partir de este pasaje?

¿Qué preguntas te surgen a partir de este pasaje? Juan 3:16-17:

1. ¿Por qué Juan dice que Dios amó al mundo de tal manera?
2. ¿Qué significa que Dios envió a su Hijo para que el mundo no pereciera, sino que tuviera vida eterna?
3. ¿Cómo podemos saber si hemos recibido esa vida eterna?

Conclusión

La historia de Jesús sanando a un ciego de nacimiento es una de las más conmovedoras de toda la Biblia. No solo porque Jesús demuestra que tiene poder sobre las enfermedades, sino también porque nos muestra el amor de Dios por aquellos que son menospreciados por la sociedad.

El ciego de nacimiento era un hombre que no podía ver, pero Jesús lo sanó y él pudo ver por primera vez. Esta historia nos muestra que Jesús tiene poder sobre todas las cosas, incluso sobre nuestras enfermedades. Pero también nos muestra que el amor de Dios es tan grande que Él quiere que todos nosotros seamos sanados, no solo físicamente, sino también espiritualmente.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Marcos 8:27-33: Jesús Sana A Un Ciego De Nacimiento. puedes visitar la categoría Versiculos.

Avatar De Ronald Padron

Ronald Padron

Licenciado en Comunicación Social, Redactor Web y Editor de Textos.

¡Más Contenido!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Usamos cookies para brindarte una experiencia personalizada, guardando tus preferencias y recordando tus visitas. Si presionas «Continuar», estarás dando tu consentimiento para usar todas las cookies. Sin embargo, si lo deseas, puedes visitar «Leer Más» para elegir qué cookies aceptar. Leer Más