La Multiforme Gracia De Dios Nos Salva De La Perdición Eterna.

La gracia de Dios puede definirse como su amor y misericordia hacia nosotros, manifestados en la donación de su Hijo para salvarnos. La Biblia habla mucho de la gracia de Dios y de cómo debemos responder a ella.

Dios nos ama de un amor incondicional (Juan 3:16) y quiere lo mejor para nosotros (Jeremías 29:11). Pero el pecado ha entrado en el mundo y nos aleja de Dios (Isaías 59:2). La buena noticia es que Dios no nos ha abandonado por nuestros pecados, sino que en su gran amor y misericordia nos ha dado a su Hijo Jesucristo para que podamos tener vida eterna (Juan 3:16).

Índice de Contenido
  1. La salvación ¿se pierde? ¿Qué dice la Biblia?
  2. ?¿Cuándo será el RAPTO de la iglesia?⚠️ Pre-Mid-Post Trib | Dr. Miguel Núñez-Podcast.
  3. Preguntas Relacionadas
    1. ¿Qué es la gracia de Dios?
    2. ¿De qué nos salva la gracia de Dios?
    3. ¿Cómo podemos recibir la gracia de Dios?
  4. Conclusión

La salvación ¿se pierde? ¿Qué dice la Biblia?

?¿Cuándo será el RAPTO de la iglesia?⚠️ Pre-Mid-Post Trib | Dr. Miguel Núñez-Podcast.

Preguntas Relacionadas

¿Qué es la gracia de Dios?

Jesucristo, por su obra perfecta en la cruz, compró nuestra salvación. Ahora, todo lo que necesitamos hacer es arrepentirnos de nuestros pecados y recibir a Jesús como nuestro Salvador (Hechos 16:31).

Una vez que hemos recibido a Jesús como nuestro Salvador, Dios nos da su Espíritu Santo para que podamos vivir una vida nueva (2 Corintios 5:17). El Espíritu Santo nos transforma desde dentro, cambiando nuestros corazones y nuestras mentes para que podamos vivir de acuerdo a la voluntad de Dios (Romanos 12: 1-2).

La gracia de Dios es un don gratuito, que no merecemos ni podemos ganar por nuestras propias acciones (Efesios 2: 8-9). No obstante, debemos responder a la gracia de Dios, ya que no es una licencia para continuar viviendo en pecado (Gálatas 5:13). Al contrario, la gracia de Dios nos motiva a vivir una vida dedicada a él, agradecidos por su amor y misericordia manifestedados en Cristo Jesús.

¿De qué nos salva la gracia de Dios?

A continuación, veremos de qué nos salva la gracia de Dios:

  • En primer lugar, la gracia de Dios nos salva de nuestros pecados. La Biblia dice: "Porque por gracia ustedes han sido salvados mediante la fe; esto no procede de ustedes, sino que es don de Dios" (Efesios 2:8). En otras palabras, Dios nos perdona nuestros pecados por su misericordia y nos da una nueva vida. La gracia de Dios nos limpia de todo mal y nos hace hijos de Dios.
  • En segundo lugar, la gracia de Dios nos salva de la condenación eterna. La Biblia dice: "Pero Dios, rico en misericordia, por su gran amor con el que nos amó, aun cuando éramos muertos en nuestros delitos y pecados, nos dio vida juntamente con Cristo (por gracia ustedes han sido salvados)" (Efesios 2:4-5). Dios nos ama tanto que nos da su Hijo para que podamos tener vida eterna. Por medio de Cristo, Dios nos perdona y nos da una nueva vida.
  • En tercer lugar, la gracia de Dios nos salva de la separación de Dios. La Biblia dice: "Pero Dios, que es rico en misericordia, por su gran amor con el que nos amó, aun cuando éramos muertos en nuestros delitos y pecados, nos dio vida juntamente con Cristo (por gracia ustedes han sido salvados), y con él nos resucitó y nos sentó en los lugares celestiales en Cristo Jesús" (Efesios 2:4-6). Por medio de la gracia de Dios, somos reconciliados con Dios y tenemos una relación nueva y viva con él.

En resumen, podemos decir que la gracia de Dios nos salva de nuestros pecados, de la condenación eterna y de la separación de Dios. La gracia de Dios es un don maravilloso que nos da nueva vida.

¿Cómo podemos recibir la gracia de Dios?

La gracia de Dios es un don que nos es dado gratuitamente. No la podemos ganar ni merecer, sino que simplemente es un regalo de Dios para aquellos que lo aman y lo siguen. La Biblia nos dice que la gracia es un don de Dios (Efesios 2:8-9).

Hay muchas maneras en las que podemos recibir la gracia de Dios:

  • En primer lugar, tenemos que arrepentirnos de nuestros pecados y seguir a Jesucristo. Jesús dijo: “Arrepiéntete y creed en el evangelio” (Marcos 1:15).
  • En segundo lugar, pedalamos en oración. Esto significa que le pedimos a Dios que nos perdone y nos dé su gracia. La Biblia dice: “Pedid, y se os dará; buscad, y encontraréis; llamad, y se os abrirá” (Mateo 7:7).
  • En tercer lugar, leemos y estudiamos la Biblia. Al leer las Escrituras, estamos aprendiendo más acerca de quién es Dios y cómo podemos agradarlo. La Biblia dice: “La Escritura es viva y eficaz, y más cortante que toda espada de dos filos…” (Hebreos 4:12).
  • En cuarto lugar, nos rodeamos de otros creyentes. Esto nos ayuda a crecer en nuestra fe y también nos da la oportunidad de servir a otros. La Biblia dice: “… Andad en amor, como también Cristo nos amó y se entregó a sí mismo por nosotros, como ofrenda y sacrificio a Dios en aroma fragante” (Efesios 5:2).
  • En último lugar, debemos dar gracias a Dios por todas las bendiciones que nos ha dado. La Biblia dice: “Dad gracias en todo, porque esta es la voluntad de Dios para con vosotros en Cristo Jesús” (1 Tesalonicenses 5:18).

Al seguir estos pasos, estamos abriéndonos para recibir la gracia de Dios. Él nos ama y quiere bendecirnos, y si le permitimos, él hará maravillas en nuestras vidas.

Conclusión

La multiforme gracia de Dios es una de las principales razones por las que el Evangelio es eterno. La gracia de Dios nos salva de la condenación eterna y nos da la vida eterna.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a La Multiforme Gracia De Dios Nos Salva De La Perdición Eterna. puedes visitar la categoría Estudios Bíblicos.

Avatar De Ronald Padron

Ronald Padron

Licenciado en Comunicación Social, Redactor Web y Editor de Textos.

¡Más Contenido!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Usamos cookies para brindarte una experiencia personalizada, guardando tus preferencias y recordando tus visitas. Si presionas «Continuar», estarás dando tu consentimiento para usar todas las cookies. Sin embargo, si lo deseas, puedes visitar «Leer Más» para elegir qué cookies aceptar. Leer Más