Elizabeth, La Mujer De La Biblia Que Esperó A Dios Con Fe.

La historia de la Biblia es la historia de Dios y de su pueblo. Dios ha estado en contacto con la humanidad desde el principio, y es a través de la Biblia que podemos conocerlo. La Biblia nos cuenta la historia de muchas personas, pero una de las más interesantes es la historia de Elizabeth. Elizabeth era una mujer justa y piadosa, y era muy temerosa de Dios.

Era la esposa de Zacarías, un sacerdote de la familia de Aarón, y ambos eran muy devotos a Dios.Tenían un hijo llamado Juan, que fue llamado por Dios para preparar el camino para Jesús. Juan el Bautista predicó acerca de Jesús y bautizó a muchas personas en agua. Elizabeth y Zacarías eran ancianos cuando nació Juan, y probablemente no podrían tener más hijos.

Sin embargo, Dios tenía planes para ellos, y cuando Elizabeth oró, Dios le concedió otro hijo. Este hijo fue llamado por Dios para llevar a cabo su plan de salvación para la humanidad. Jesús nació de la familia de David, pero su verdadero Padre era Dios.

Su madre, María, era virgen cuando Jesús nació. Los ángeles anunciaron este gran evento a unos pastores, y luego a los Reyes Magos. Después de que Jesús nació, vivió una vida perfecta. Enseñó a la gente acerca de Dios y su amor por nosotros. Llevó a cabo muchos milagros, y finalmente fue crucificado. Pero Dios no lo abandonó, y resucitó a Jesús de los muertos.Jesús ascendió al cielo, pero prometió volver.

Cuando venga, pondrá fin al pecado y a la muerte, y reinará sobre la tierra para siempre. Todos los que le siguen serán sus súbditos, y vivirán con él para siempre. La historia de Elizabeth nos enseña que Dios nos ama y que tiene planes para nosotros.

No importa lo que hayamos hecho, Dios puede perdonarnos y darnos una nueva vida. Podemos confiar en él para guiarnos y darnos fuerza en todas las situaciones. Si quieres saber más acerca de Elizabeth y de la Biblia, puedes encontrar mucha información en internet o en tu librería local.

  1. "No temas, porque yo estoy contigo; no te desvaneszcas, porque yo soy tu Dios. Yo te fortaleceré y te ayudaré; Yo te sostendré con mi mano diestra victoriosa". - Isaías 41:
  2. "Porque fiel es Dios, quien ha hecho que nos llamemos a nosotros mismos con el evangelio, para que seamos partícipes de la misma promesa hecha a nuestros padres". - 2 Timoteo 1:
  3. "Porque las promesas de Dios son irrevocables". - Romanos 11:
  4. "Porque el Señor es bueno y su amor es eterno; Su fidelidad durará por todas las generaciones". - Salmo 100:
  5. "Así que, los que creen en él, pueden acogerse a la protección del Altísimo, y estar a salvo bajo sus alas protectora". - Salmo 91:
  6. "Y cuando clamamos a él en nuestras dificultades, él nos oye y nos responde". - Jeremías 33:
  7. "El Señor es mi pastor, nada me faltará". - Salmo 23:
  8. "Confía en el Señor de todo tu corazón; y no te apoyes en tu propia comprensión". - Proverbios 3:
  9. "Que todos los habitantes de la tierra sepan que tú, el Señor, eres Dios; que tú eres el único". - 1 Crónicas 16:
  10. "El Señor es mi guía; Me llevará a lugares de reposo". - Salmo 23:
Índice de Contenido
  1. Quien es la misteriosa mujer en el efa?
  2. La mujer que confía en Su protección providencial | Mujer para la gloria de Dios
  3. Preguntas Relacionadas
    1. ¿Cuál es la promesa que recibe?
    2. ¿Seremos un dudoso Zacarías o una fiel Elisabeth?
  4. Conclusión

Quien es la misteriosa mujer en el efa?

La mujer que confía en Su protección providencial | Mujer para la gloria de Dios

Preguntas Relacionadas

¿Cuál es la promesa que recibe?

¡Dios siempre cumple sus promesas! Durante cientos de años Dios le había dicho al pueblo de Israel que enviaría al Mesías, al que sería como un puente que nos conectara con Dios mismo. A aquel cuyo sacrificio nos proporcionaría la redención definitiva, para siempre.

Los sucesos del primer capítulo de Lucas son apenas el comienzo del cumplimiento de la mayor promesa que Dios le había hecho a su pueblo. Junto con María podemos decir: «Mi alma glorifica al Señor, y mi espíritu se regocija en Dios mi Salvador».

¿Seremos un dudoso Zacarías o una fiel Elisabeth?

Confiar en Dios requiere mucha fe cuando nuestras vidas de repente se vuelven del revés. Tenemos dos opciones: podemos simplemente permitir que Dios controle cualquier cosa que suceda, o podemos pasar tiempo preocupándonos por el futuro.

Ya que no podemos cambiar el futuro y de todos modos, Dios lo tiene todo bajo control, bien podemos seguir el ejemplo de Elisabeth. También nosotras podemos descubrir que Dios nos ha dado bendiciones inesperadas.

Dele gracias a Dios  porque él es el creador que le da forma a cada niño en el vientre y por el don de los hijos. Confiesele cualquier tendencia a desvalorizar la vida humana, incluyendo la vida de los que aún no han nacido y pídale a Dios que restaure su aprecio por el milagro de la vida humana.

Conclusión

La mujer de la Biblia Elizabeth es un ejemplo de fe para todos aquellos que esperan a Dios. Ella esperó a Dios pacientemente y sin duda, y Dios la recompensó por su fe. Elizabeth nos enseña que debemos tener fe en Dios y esperar en Él, ya que Él siempre cumple sus promesas.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Elizabeth, La Mujer De La Biblia Que Esperó A Dios Con Fe. puedes visitar la categoría Estudios Bíblicos.

Avatar De Ronald Padron

Ronald Padron

Licenciado en Comunicación Social, Redactor Web y Editor de Textos.

¡Más Contenido!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Usamos cookies para brindarte una experiencia personalizada, guardando tus preferencias y recordando tus visitas. Si presionas «Continuar», estarás dando tu consentimiento para usar todas las cookies. Sin embargo, si lo deseas, puedes visitar «Leer Más» para elegir qué cookies aceptar. Leer Más