¿Cuándo Fue Crucificado Jesús?.

El día que Jesús fue crucificado fue el Viernes Santo, exactamente el 14 de Nisán del año 33 (según el calendario judío) o el 7 de abril del año 30 (según el calendario gregoriano). Esta fecha simboliza el día que nuestro Salvador murió por nuestros pecados para que pudiéramos ser reconciliados con Dios.

En la Biblia, encontramos varias referencias sobre esta triste pero a la vez gloriosa jornada. Una de las más conocidas es probablemente Mateo 27, versículos 11 al 50. El pasaje nos cuenta qué sucedió desde la sentencia de Pilato hasta la muerte de Jesús y su sepultura.

A continuación compartimos los importantes acontecimientos que ocurrieron en ese día:

  • Mañana de Pascua. El viernes fue un día festivo para los judíos. Esta era la mañana para celebrar la Pascua de acuerdo a las costumbres de aquel tiempo.
  • Sentencia. Muy temprano, Jesús fue llevado ante Pilato para ser juzgado. Pilato consideró la acusación pero decidió no condenarlo. Sin embargo, la multitud lo presionó para que librara a Barrabás y condenara a Jesús.
  • Escupituro. Enfurecido por las reacciones de la gente, Pilato entregó a Jesús para que fuera azotado y escupiturado. Los soldados se burlaron de Él y lo insultaron.
  • Crucifición. Jesús fue conducido al Gólgota para ser crucificado. Los soldados clavaron sus manos y pies en una cruz de madera y la levantaron.
  • Muerte. Después de horas de sufrimiento, la muerte de Jesús se abatió sobre El. Se dice que la tierra se oscureció durante tres horas y los guardias rompieron sus vestiduras.
  • Sepultura. Josué de Arimatea llegó para llevarse el cuerpo de Jesús y enterrarlo en una tumba que él mismo había preparado.

En conclusión, el viernes Santo fue el día en que Jesús fue crucificado para salvarnos de nuestras culpas. Aunque puede parecer un día triste, el Viernes Santo también es un día de gozo porque recordamos la redención y el sacrificio de Nuestro Señor. Por ese motivo, los creyentes lo celebran como el día que Cristo venció la muerte y nos ofreció la vida eterna.

Índice de Contenido
  1. Cuando Se Abrió La Tumba De Jesús Por Primera Vez, Un Descubrimiento Conmociona A Los Científicos
  2. Primera homilía del Papa después de la muerte de Benedicto XVI.
  3. ¿Qué día murió y resucitó Jesús?
  4. ¿Qué día resucitó Jesús según la Biblia?
  5. Preguntas Relacionadas
    1. ¿Qué pasó durante la crucifixión de Jesús?
    2. ¿Cuáles fueron las palabras de Jesús ante su crucifixión?
    3. ¿Cuál es la relevancia de la crucifixión de Jesús para los cristianos?
    4. ¿Quiénes estuvieron presentes en la crucifixión de Jesús?
    5. ¿Cuáles son las enseñanzas espirituales que podemos sacar de la crucifixión de Jesús?
  6. Conclusión

Cuando Se Abrió La Tumba De Jesús Por Primera Vez, Un Descubrimiento Conmociona A Los Científicos

Primera homilía del Papa después de la muerte de Benedicto XVI.

¿Qué día murió y resucitó Jesús?

Jesús murió y resucitó el domingo de Pascua, después de haber sufrido cruelmente en la cruz. El viernes Santo se cree que fue el día en que murió, luego fue sepultado por el rabí José de Arimatea. Jesús se sacrificó para llevar la culpa del pecado de los hombres, y desde ese momento se le conoce como el Cordero de Dios. Según las Sagradas Escrituras, el domingo de Pascua, el tercer día después de su muerte, Jesús, el Hijo de Dios, resucitó de entre los muertos, cumpliendo lo que Él mismo había prometido.

Ese domingo de Pascua es llamado el día más sagrado para la iglesia cristiana. La Biblia dice que, justo antes de que Jesús fuera crucificado y muriera por nuestros pecados, Él les dijo a sus discípulos que iba a morir y a resucitar al tercer día. Jesús cumplió con Su palabra, y este es el día en que la iglesia celebra Su muerte y resurrección. Esto nos enseña que, al igual que Jesús, también nosotros podemos tener vida eterna si confiamos en Él.

Para recordar y celebrar el evento que salvó a la humanidad, tenemos una variedad de tradiciones:

  • Misa de resurrección o misa de Pascua: Se reza en homenaje al regreso de Cristo a la vida y durante esta se recuerda que el Señor está vivo.
  • Adoración de la Cruz: Antes de la misa de Pascua se realiza para recordar el sacrificio que hizo Jesús por nosotros.
  • Bautismo: Se realiza el domingo de Pascua para mostrar un compromiso con el Señor y significa que somos uno con Cristo.
  • Encuentro con el Señor Resucitado: El domingo de Pascua es un día de bienvenida y de esperanza, de renacimiento y de gozo por el regreso de Cristo de entre los muertos.

En conclusión, Jesús murió y resucitó el domingo de Pascua, el tercer día después de haber sido crucificado en la cruz. Este día es considerado como el día más sagrado para la iglesia cristiana debido a que, en él, recordamos el sacrificio de Cristo y el regreso triunfal a la vida.

¿Qué día resucitó Jesús según la Biblia?

Según la Biblia, Jesús resucitó el primer día de la semana, el domingo. Esto se menciona en muchos lugares de la Biblia, como Lucas 24:1 que dice: "Al amanecer del primer día de la semana, María Magdalena fue al sepulcro y vio que la piedra había sido removida del lugar".

Además de este pasaje de Lucas, hay muchos otros que confirman el hecho de que el Señor resucitó el domingo. Marcos 16:9 dice que Jesús les apareció a María Magdalena y a dos de sus compañeras el mismo domingo. Asimismo, Mateo 28:1 describe la visita de María Magdalena y la otra Maria al sepulcro el domingo por la mañana. Estos pasajes nos dan una idea muy clara de que el Señor Jesús resucitó el domingo.

Otros versículos de la Biblia también mencionan la resurrección de nuestro Salvador. Juan 20:1-2 menciona que María fue al sepulcro el domingo por la mañana. Otro pasaje que se refiere a esto es Hechos 20:7, donde dice que los discípulos se reunieron para comer el día de Pascua y el domingo siguiente. Estos pasajes bíblicos son claros en el sentido de que Jesús resucitó el domingo, el primer día de la semana.

En conclusión, según la Biblia, Jesús resucitó el primer día de la semana, el domingo. Muchos pasajes de la Biblia confirman que Jesús resucitó el domingo, entre ellos:

  • Lucas 24:1
  • Marcos 16:9
  • Mateo 28:1
  • Juan 20:1-2
  • Hechos 20:7

Es importante entender que la resurrección de Jesús es la base de la fe cristiana. Es la promesa de que todos los creyentes tendrán la vida eterna en el Reino de Dios.

Preguntas Relacionadas

¿Qué pasó durante la crucifixión de Jesús?

La crucifixión de Jesús fue un evento clave en la historia de la humanidad. Fue el triunfo del sacrificio de Cristo sobre el pecado, la carne y el dolor. Fue el último paso de la vida de Jesús como hombre, pero también fue la culminación de su ministerio.

Durante la crucifixión, Jesús fue llevado al monte de los Olivos, donde fue acusado injustamente por los sacerdotes judíos. Se le acusó de blasfemia y sedición y condenado a muerte. Luego fue llevado a la ciudad de Jerusalén, donde fue flagelado cruelmente y condenado a la crucifixión.

Al llegar al lugar de la crucifixión, Jesús fue despojado de todo lo que tenía y forzado a llevar una cruz hasta el lugar de su ejecución. Una vez allí, fue clavado en la cruz con clavos en las manos y en los pies. Posteriormente fue colgado de la cruz, y finalmente murió.

Durante los últimos momentos antes de su muerte, Jesús hizo una serie de oraciones y bendiciones a sus seguidores, así como de confianza y esperanza para todos aquellos que creían en Él.

  • Jesús fue llevado al monte de los Olivos, acusado injustamente por los sacerdotes judíos.
  • Fue flagelado cruelmente y condenado a la crucifixión.
  • Despojado de todo lo que tenía, forzado a llevar una cruz al lugar de su ejecución.
  • Clavado en la cruz con clavos en las manos y en los pies, y colgado hasta la muerte.
  • Realizó oraciones y bendiciones a sus seguidores antes de morir.

Por lo tanto, la crucifixión de Jesús fue un evento trágico e increíblemente significativo: fue el primer paso en la Satisfacción de Dios por los pecados de la humanidad. La crucifixión de Jesús fue la expiación definitiva, el último sacrificio de su parte para lavar nuestros pecados y restaurar la relación entre Dios y los seres humanos.

¿Cuáles fueron las palabras de Jesús ante su crucifixión?

La crucifixión de Jesús fue una de las escenas más impactantes de la Biblia, ya que vio su aparente fin con los pecados del mundo. Pero antes de morir, este mismo Mesías hizo algunas declaraciones muy importantes para sus discípulos. Estas palabras de Jesús son el mejor testimonio de su amor y de su esperanza para todo aquel que cree en Él.

1. “Padre, perdónalos, porque no saben lo que hacen.” (Lucas 23:34).

Esta fue la primera frase que dijo durante su crucifixión, y es el mejor ejemplo de su infinito amor. Con esta frase nos enseña que el perdón es un don precioso que debemos ofrecer a aquellos que nos ofenden.

2. “Mi Dios, mi Dios, ¿por qué me has abandonado?” (Mateo 27:46).

Con esta frase, nos mostró el dolor y el sufrimiento que estaba experimentando en ese momento. Esto nos enseña que Dios siempre está con nosotros cuando pasamos por momentos difíciles, incluso cuando siente que lo ha abandonado.

3. “Todo está cumplido.” (Juan 19:30).

Con esta frase, Jesús nos recordó que Él era un siervo obediente de Dios, que cumplió con Su propósito de salvar al mundo. Nos enseñó que debemos ser fieles al Señor y satisfacer todos Sus propósitos.

4. “Padre, en tus manos encomiendo mi espíritu.” (Lucas 23:46).

Esta frase fue el último testimonio de la humildad y obediencia de Jesús. Nos mostró que somos responsables de entregar nuestras vidas a Dios, para que Él sea el juez final de nuestras acciones.

¿Cuál es la relevancia de la crucifixión de Jesús para los cristianos?

La crucifixión de Jesús es un punto clave dentro del cristianismo, ya que es el acontecimiento en el que se encuentran unidos los conceptos básicos de la fe cristiana como son la divinidad y humanidad de Jesucristo, y la obra redentora lograda a través de su muerte en la cruz. Estas tres reglas fundamentales para los cristianos son la base de todas las demás que hay en la fe:

El amor de Dios por el hombre, el deseo de Dios de hacerse cercano a nosotros, su decisión de sacrificar a Jesús para así salvar al mundo pecador, la expiación de los pecados de la humanidad a través de la muerte de Cristo, el poder de la resurrección y la redención que ofrece a todos los pecadores, y la promesa de la eterna vida para aquellos que creen en Jesús.

En este sentido, hay varias razones por las cuales la crucifixión de Cristo es de vital importancia para los cristianos:

  • Es un acto de amor: La muerte de Jesús es un testimonio del profundo amor que Dios le tiene a la humanidad y su deseo de salvarnos.
  • Muestra la soberanía de Dios: La crucifixión tuvo lugar en el momento y lugar precisos que Dios había planeado. Él sabía de antemano que su Hijo moriría para redimir al mundo.
  • Demuestra que confiamos en Dios: Cuando aceptamos el sacrificio de Jesús demostramos nuestra fe en Dios y que estamos dispuestos a obedecerlo.
  • La promesa de Salvación: Al aceptar el sacrificio de Cristo, los cristianos reciben el don de la salvación eterna.

En conclusión, para los cristianos la crucifixión de Jesús es un acontecimiento que simboliza el amor infinito de Dios por nosotros, el poder de Su Palabra y la promesa de la eterna vida. Es un tema fundamental dentro de la fe cristiana y ofrece una razón para adorar y servir a Dios.

¿Quiénes estuvieron presentes en la crucifixión de Jesús?

La crucifixión de Jesús fue un momento crucial en la historia de la humanidad. Estuvo acompañado por un grupo el cual formó parte de Su patíbulo. Estos son los personajes que estuvieron presentes en este histórico evento:

  • Pilato: Fue el gobernante romano del momento quien decidió emitir un veredicto contra Jesús.
  • Soldados Romanos: Estaban bajo las órdenes de Pilato y eran los responsables de llevar a cabo la crucifixión.
  • Judas Iscariote: El discípulo de Jesús que lo traicionó, facilitando así la captura de Jesús.
  • Muchedumbre: Se reunieron tanto para ver el cruel castigo como para escuchar los sermones de Jesús.
  • Discípulos de Jesús: Algunos de ellos estuvieron presentes en la crucifixión, entre ellos Pedro y Juan.
  • Centurión: Enviado por el gobernador romano para vigilar y asegurarse de que se cumpliera con la sentencia.

A pesar de que nos cuentan las Escrituras el relato de la crucifixión de Jesús, no tenemos toda la información detallada acerca de quienes presenciaron este trágico evento. Sin embargo, al mirar lo que la Biblia revela podemos estar seguros de que muchas personas estuvieron ahí (teniendo en cuenta que incluso el mismo Satanás podría haber estado presente), pero las personas representativas mencionadas anteriormente conformaron un grupo clave que fue directamente afectado por el evento de la crucifixión de Jesús.

¿Cuáles son las enseñanzas espirituales que podemos sacar de la crucifixión de Jesús?

La crucifixión de Jesús es uno de los momentos más importantes para la iglesia cristiana, ya que a través de ella se nos enseña mucho en el plano espiritual. Estas son algunas de las enseñanzas espirituales que podemos extraer de esta historia:

  • Amor incondicional: uno de los más grandes actos de amor que hemos presenciado es el que Jesús demostró al morir por todos nosotros. Él entregó Su vida por amor propio, renunciando a Su propia felicidad para asegurarse de que el pecado de los hombres fuera perdonado.
  • Perdón: aunque nuestros pecados parecen ser muy grandes, Jesús nos enseñó que el perdón y la misericordia siempre están disponibles para aquellos que buscan arrepentirse. Él murió por nosotros, por lo que el perdón es posible si somos sinceros.
  • Sacrificio: Jesús también nos enseñó que el sacrificio personal puede ser necesario para lograr un bien mayor. Él nos mostró que hay que pensar primero en los demás antes que en nosotros mismos.
  • Esperanza: Jesús demostró que la esperanza siempre existe incluso en los momentos más oscuros de la vida. A través de Su crucifixión, el mensaje que Jesús quería transmitir es que siempre hay luz al final del túnel.
  • Resurrección: finalmente, el hecho de que Jesús resucitara después de la crucifixión nos muestra que hay vida después de la muerte. Es el testimonio de la salvación que Dios ofrece a todos Sus hijos.

En conclusión, podemos ver que la crucifixión de Jesús nos enseña muchas lecciones espirituales valiosas, desde el amor incondicional hasta la resurrección. Estas lecciones nos enseñan que Dios siempre está presente en los momentos difíciles de nuestras vidas, ofreciéndonos Su consuelo y esperanza.

Conclusión

Concluimos que Jesús fue crucificado el viernes de la semana santa, en el año 33 d.C.. Esta fecha histórica es conocida como Pascua Judía y es reconocida en la biblia como el día en el que Dios sacrificó a su hijo para redimir a los pecadores. Este acontecimiento conmovió a todas las personas que lo vieron y atestiguaron, desde los discípulos más cercanos a Jesús hasta el mismo Pilato.

La cruz en la que fue crucificado Jesús representa la expiación por nuestros pecados y su paso por ella es una muestra de un amor incondicional.

Por lo tanto, nosotros como cristianos debemos recordar este acontecimiento y recordar los principios que vivió durante su ministerio:

  • Amarnos unos a otros como Él nos amó.
  • Servir a los demás como Jesús nos sirvió.
  • Respetar todas las opiniones.
  • Vivir de acuerdo a la Palabra de Dios.
  • Compartir el amor de Dios con todos los que nos rodean.

Al recordar el sacrificio de Jesús, recordamos que Él vivió para servirnos y murió para salvarnos. Como cristianos, estamos llamados a seguir sus pasos y vivir una vida de obediencia a Dios y servicio a los demás.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a ¿Cuándo Fue Crucificado Jesús?. puedes visitar la categoría Respuestas Cristianas.

Avatar De Ronald Padron

Ronald Padron

Licenciado en Comunicación Social, Redactor Web y Editor de Textos.

¡Más Contenido!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Usamos cookies para brindarte una experiencia personalizada, guardando tus preferencias y recordando tus visitas. Si presionas «Continuar», estarás dando tu consentimiento para usar todas las cookies. Sin embargo, si lo deseas, puedes visitar «Leer Más» para elegir qué cookies aceptar. Leer Más