¿Cómo Podemos Juzgar La Profecía Según La Biblia?.

La Biblia es clara en cuanto a cómo debemos juzgar las profecías. En primer lugar, se nos dice que debemos probar todas las cosas y retener lo bueno (1 Tesalonicenses 5:21). Esto significa que no deberíamos aceptar una profecía simplemente porque viene de alguien que dice ser un profeta. La Biblia también nos dice que debemos comparar las profecías con las Escrituras para asegurarnos de que sean verdaderas (Mateo 24:24, Marcos 13:22, Lucas 21:33).

Además, la Biblia nos dice que debemos tener cuidado con los falsos profetas (Mateo 7:15, Mateo 24:11, Mateo 24:24). Los falsos profetas pueden hacer profecías que se cumplen momentáneamente, pero esto no significa que sean de Dios. Si una persona hace una profecía que no se cumpla, entonces podemos estar seguros de que es un falsos profeta (Deuteronomio 18:22).

Índice de Contenido
  1. Apocalipsis | libro completo en audio dramatizado
  2. No Lo Creerías Si No Te Lo Muestro | Lo Que Está Pasando En La Televisión | Paul Washer | Predicas
  3. Preguntas Relacionadas
    1. ¿Qué es la profecía?
    2. ¿Cuál es el propósito de la profecía?
    3. ¿Cómo podemos discernir si una profecía es verdadera?
    4. ¿Por qué es importante tener cuidado al juzgar las profecías?
    5. ¿Qué consecuencias pueden resultar de juzgar mal las profecías?
  4. Conclusión

Apocalipsis | libro completo en audio dramatizado

No Lo Creerías Si No Te Lo Muestro | Lo Que Está Pasando En La Televisión | Paul Washer | Predicas

Preguntas Relacionadas

¿Qué es la profecía?

La profecía es el acto de hablar o escribir sobre los eventos futuros, especialmente aquellos que están relacionados con la religión o la ética. Un profeta es alguien que tiene el don de la profecía, y es capaz de recibir y transmitir mensajes del más allá. La profecía puede ser utilizada como una forma de adivinación, pero también puede ser utilizada como una forma de guiar a las personas hacia el camino correcto.

En la Biblia, la palabra «profecía» se usa para referirse a la predicción de eventos futuros, pero también se usa para referirse a la enseñanza de la Palabra de Dios. En ambos casos, la profecía es un don de Dios que se le ha dado a su pueblo para ayudarles a caminar en su voluntad.

La profecía bíblica no se trata de predecir el futuro, sino de anunciar el mensaje de Dios para su pueblo. A menudo, los profetas hablaban contra el mal y la idolatría, y llamaban a la gente a arrepentirse y volver a Dios. En otras ocasiones, los profetas anunciaban eventos futuros, como la venida del Mesías.

Jesús mismo fue un profeta, y muchos de sus seguidores también eran profetas. En la actualidad, el don de la profecía sigue siendo un don de Dios que se le da a algunos de sus hijos. La profecía bíblica no es una forma de adivinación, sino un don que se le ha dado a la Iglesia para que la guíe y la edifique.

¿Cuál es el propósito de la profecía?

La profecía tiene diversos propósitos. En primer lugar, es una forma de comunicar la voluntad de Dios a su pueblo. En segundo lugar, la profecía sirve para confirmar la Palabra de Dios y dar testimonio de su verdad. En tercer lugar, la profecía edifica, exhorta y consuela a la iglesia. Finalmente, la profecía señala el camino a seguir y es también una forma de predicar el Evangelio.

¿Cómo podemos discernir si una profecía es verdadera?

Las profecías bíblicas siempre se cumplen. En cuanto al tiempo y al modo, depende de Dios. Pero siempre se cumplen.

Para discernir si una profecía es verdadera o no, debemos compararla con la Palabra de Dios. Si se cumplen las escrituras, entonces la profecía es verdadera.

También debemos orar, buscando la orientación del Espíritu Santo. Él nos dará discernimiento para saber si la profecía es de Dios o no.

¿Por qué es importante tener cuidado al juzgar las profecías?

La Biblia es clara acerca de no juzgar, especialmente cuando se trata de profecía. Lucas 6:37 dice: "No juzguen, y no serán juzgados. No condenen, y no serán condenados. Perdonen, y serán perdonados."

Juzgar las profecías puede ser peligroso porque podemos equivocarnos. Mateo 7:1-2 dice: "No juzguen, para que no sean juzgados. Porque con el juicio con que ustedes juzgan, serán juzgados, y con la medida con que midan, se les medirá a ustedes. ¿Por qué? Porque nosotros tendemos a juzgar a los demás de la misma manera que juzgamos a nosotros mismos. Nuestra perspectiva está sesgada.

Además, al juzgar las profecías, podemos fácilmente caer en el legalismo. En lugar de centrarnos en Jesús, nuestro Salvador, podemos concentrarnos en nuestras propias obras y en cumplir con ciertas reglas y normas religiosas. Esto nos aleja de Dios en lugar de acercarnos a Él.

En general, es mejor evitar juzgar las profecías. En su lugar, deberíamos orar para que Dios nos dé discernimiento y nos permita ver las profecías a través de Sus ojos.

¿Qué consecuencias pueden resultar de juzgar mal las profecías?

Existen diversas consecuencias que pueden resultar de juzgar mal las profecías. En primer lugar, el juicio equivocado de las profecías puede dar lugar a la falsa interpretación de las Escrituras. La falsa interpretación de las Escrituras, a su vez, puede conducir a la enseñanza errónea y, por lo tanto, a la herejía.

En segundo lugar, el juicio equivocado de las profecías también puede conducir a la incredulidad. Las personas que dudan o rechazan las profecías bíblicas pueden perderse el propósito de Dios para sus vidas y fracasar en alcanzar la salvación eterna.

Conclusión

La Biblia nos enseña que debemos examinar cuidadosamente toda profecía, para ver si es verdadera o falsa (1 Juan 4:1). Debemos comparar la profecía con la Palabra de Dios, para asegurarnos de que se está hablando de las mismas cosas. Si la profecía no se ajusta a lo que la Biblia dice, entonces podemos estar seguros de que es falsa.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a ¿Cómo Podemos Juzgar La Profecía Según La Biblia?. puedes visitar la categoría Estudios Bíblicos.

Avatar De Ronald Padron

Ronald Padron

Licenciado en Comunicación Social, Redactor Web y Editor de Textos.

¡Más Contenido!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Usamos cookies para brindarte una experiencia personalizada, guardando tus preferencias y recordando tus visitas. Si presionas «Continuar», estarás dando tu consentimiento para usar todas las cookies. Sin embargo, si lo deseas, puedes visitar «Leer Más» para elegir qué cookies aceptar. Leer Más