Cómo Esconderse De La Presencia De Dios.

No hay ningún versículo de la Biblia que hable directamente sobre el tema, pero podemos sacar algunas conclusiones indirectas a partir de lo que se dice en la Escritura:

  • En primer lugar, podemos ver que Dios es el único que tiene el derecho de decidir cuándo y cómo terminará nuestra vida. Él es el creador de todas las cosas, y nosotros somos solo sus criaturas. Por lo tanto, debemos someternos a su voluntad y aceptar sus decisiones.
  • En segundo lugar, la Biblia nos enseña que la muerte es una realidad ineludible para todos los seres humanos. Todos vamos a morir, y nadie sabe cuándo sucederá. Esto significa que debemos estar preparados para la muerte en todo momento, porque no sabemos cuándo llegará.
  • Finalmente, la Biblia nos enseña que la muerte no es el final de todo. En lugar de eso, es solo el comienzo de una nueva vida eterna con Dios.
Índice de Contenido
  1. Esconderse de la presencia de Dios
  2. Jesús a las escondidas - Juan Diego Luna (Casa de Dios, Guatemala) - 15 Febrero 2018
  3. Preguntas Relacionadas
    1. ¿Cómo podemos escondernos de la presencia de Dios?
    2. ¿Por qué es necesario escondernos de la presencia de Dios?
    3. ¿Cuáles son las consecuencias de no esconderse de la presencia de Dios?
    4. ¿Cómo podemos vivir de tal manera que no necesitemos escondernos de la presencia de Dios?
  4. Conclusión

Esconderse de la presencia de Dios

Jesús a las escondidas - Juan Diego Luna (Casa de Dios, Guatemala) - 15 Febrero 2018

Preguntas Relacionadas

¿Cómo podemos escondernos de la presencia de Dios?

Podemos esconder nuestros actos malvados de muchas maneras, pero nunca podremos escapar de la presencia de Dios. Él está en todas partes y conoce todo lo que hacemos, porque nos ve con su luz eterna. La Biblia dice: “Ninguna cosa cabe esconderse del SEÑOR; porque todas las cosas son naked y manifested ante el ojos de él, a quien nuestra alma ha de comparecer” (Hebreos 4:13).

La única manera de estar seguros de que Dios no nos castigará por nuestros pecados es arrepentirnos y confesar nuestros errores. Si le pedimos perdón, él nos lo dará y nos limpiará de todo mal. La Biblia dice: “Si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados, y limpiarnos de toda maldad” (1 Juan 1:9).

Cuando nos arrepentimos y le pedimos perdón a Dios, también le pedimos que nos ayude a cambiar nuestra forma de vida. Él nos dará su Espíritu Santo para que podamos superar nuestros pecados y vivir de acuerdo a su voluntad. La Biblia dice: “Así que, los que son de Cristo han crucificado la carne con sus afectos y concupiscencias. Si vivimos por el Espíritu, andemos también por el Espíritu” (Gálatas 5:24-25).

¿Por qué es necesario escondernos de la presencia de Dios?

A menudo nos preguntamos por qué Dios nos ha escondido su rostro. A veces, la respuesta parece obvia. Dios está enojado con nosotros por nuestras maldades y por nuestra falta de fe. A veces, sin embargo, no está tan claro. A veces parece que Dios nos está escondiendo simplemente porque así lo quiere.

Entonces, ¿por qué es necesario escondernos de la presencia de Dios? La Biblia nos da algunas pistas:

  • En primer lugar, debemos recordar que Dios es santo. Él es totalmente separado de todo lo que es impuro o malo. Por lo tanto, cuando pecamos, nos alejamos de su presencia. No podemos acercarnos a él sin antes arrepentirnos de nuestros pecados y pedirle perdón.
  • En segundo lugar, la Biblia nos dice que Dios es justo. Esto significa que él siempre hace lo correcto. Si permitiera que nuestros pecados quedaran sin castigo, entonces no sería justo. Permitir que nuestros pecados queden sin castigo también sería un acto de injusticia hacia aquellos que nunca han cometido ningún pecado. Por lo tanto, Dios nos castiga para proteger su justicia.
  • En tercer lugar, la Biblia nos dice que Dios es amor. Aunque nos castigue por nuestros pecados, lo hace porque nos ama. Él quiere que volvamos a él y que experimentemos la verdadera felicidad que solo él puede dar.

A veces, cuando Dios nos esconde su rostro, es porque tenemos un propósito en su vida. Él nos está enseñando a arrepentirnos de nuestros pecados y a confiar más en él. También está moldeándonos para que seamos más como él. Esto es algo bueno, aunque a veces no podamos verlo en el momento.

En resumen, Dios nos esconde su rostro porque nos ama y quiere que volvamos a él. A veces, el camino de regreso es difícil, pero valdrá la pena cuando finalmente lleguemos a la presencia de nuestro Padre Celestial.

¿Cuáles son las consecuencias de no esconderse de la presencia de Dios?

La Biblia dice mucho acerca de la necesidad de esconderse de la presencia de Dios. En el libro de Proverbios, sabemos que hay un lugar seguro para aquellos que temen a Dios. “El temor de Jehová es el principio de la sabiduría; Los necios desprecian la prudencia y el consejo” (Proverbios 1:7). En otras palabras, aquellos que temen a Dios son aquellos que buscan estar a salvo de Su presencia.

Desafortunadamente, no todos los cristianos viven en el temor de Dios. Muchos ven a Dios como alguien a quien deben rendir cuentas, pero no como alguien a quien temer. Esto es un grave error, y puede tener consecuencias muy graves.

Si no nos escondemos de la presencia de Dios, podemos estar expuestos a su ira. La Biblia dice que Dios se enoja con los que no lo temen. “Porque el enojo de Jehová contra todos los hombres, Y su furor contra todas sus fuerzas: Los destruirá por completo, Los pesará en balanza, y ninguno de ellos quedará” (Isaías 34:2).

Otra consecuencia de no esconderse de la presencia de Dios es que podemos ser engañados por Satanás. Satanás es el enemigo de Dios, y quiere que caigamos en el pecado. Si no nos escondemos de la presencia de Dios, podemos caer en sus trampas.

También podemos perder nuestra salvación. Si no nos escondemos de la presencia de Dios, podemos ser apartados de Él para siempre. “Y él os apartará del camino, y os hará tropezar, y seréis destruidos, porque no me obedecisteis para guardar mis mandamientos y mis estatutos, los cuales os di” (Deuteronomio 11:16).

En resumen, las consecuencias de no esconderse de la presencia de Dios son la ira de Dios, el engaño de Satanás, y la pérdida de nuestra salvación. Si no queremos sufrir estas consecuencias, debemos temer a Dios y escondernos de Su presencia.

¿Cómo podemos vivir de tal manera que no necesitemos escondernos de la presencia de Dios?

  • Primero, debemos tener en cuenta que la presencia de Dios es un don de gracia. Es un don de Dios para nosotros, y no algo que hayamos ganado o merecido. Debemos estar agradecidos por este don.
  • Segundo, debemos buscar la presence de Dios en todas las cosas. Debemos orar, leer la Biblia, y buscar la presencia de Dios en todo lo que hacemos.
  • Tercero, debemos tratar de vivir de tal manera que agrademos a Dios. Debemos hacer el bien y evitar el mal. Debemos amar a nuestro prójimo y servirle. Debemos ser honestos, justos, y veraces. Debemos respetar los mandamientos de Dios.
  • Cuarto, debemos ser humildes. Debemos reconocer que todo lo que tenemos viene de Dios, y que sin Él no somos nada. Debemos confesar nuestros pecados y arrepentimos de ellos.
  • Quinto, debemos tener fe. Debemos creer en Dios y en su Palabra. Debemos confiar en Él en todo.

Podemos seguir estos consejos para vivir de tal manera que no necesitemos escondernos de la presencia de Dios. Si lo hacemos, podremos estar seguros de que su presencia estará con nosotros, y podremos disfrutar de su amor y su gracia.

Conclusión

Es importante tener en cuenta que Dios siempre está presente y nos ve, por lo que no podemos escondernos de su presencia. Sin embargo, podemos buscar refugio en Él y pedirle que nos proteja de nuestros enemigos.

Cuando nos sentimos amenazados o asustados, podemos orar a Dios y pedirle que nos dé Su paz. También podemos leer su Palabra, la Biblia, para descubrir cómo podemos vivir una vida plena y abundante en Cristo.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Cómo Esconderse De La Presencia De Dios. puedes visitar la categoría Estudios Bíblicos.

Avatar De Ronald Padron

Ronald Padron

Licenciado en Comunicación Social, Redactor Web y Editor de Textos.

¡Más Contenido!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Usamos cookies para brindarte una experiencia personalizada, guardando tus preferencias y recordando tus visitas. Si presionas «Continuar», estarás dando tu consentimiento para usar todas las cookies. Sin embargo, si lo deseas, puedes visitar «Leer Más» para elegir qué cookies aceptar. Leer Más