10 Razones Por Las Que No Debes Conformarte A Este Siglo Si Quieres Seguir A Cristo.

¿Quieres seguir a Cristo y vivir una vida significativa para Dios? Si es así, entonces no debes conformarte a este siglo. Muchas de las cosas que están aceptadas hoy en día no son del agrado de Dios, y aquí te presentamos 10 razones por las cuales:

  • El pecado: el pecado es algo común en este mundo, pero Dios nos ha pedido que lo evitemos. Sufrirlo nos llevará a una vida llena de decepción y remordimiento.
  • Los principios inmorales: muchas personas viven un estilo de vida inmoral y tienen principios muy laxos, que reflejan la forma de pensar de la gente actual. Esto no es aprobado por Dios.
  • La influencia de los medios: los medios de comunicación y la cultura son una gran fuente de influencia sobre nuestras vidas, pero son relativamente impuras y promueven muchos valores equivocados. Esto incluye la violencia, el consumo excesivo de alcohol y las relaciones sexuales fuera del matrimonio, entre otras.
  • La tendencia a elevar a los ídolos: Muchas personas siguen a celebridades y firmas publicitarias como si fueran dioses. Esto hace que pierdan de vista sus verdaderos propósitos en la vida, y aleja al hombre de Dios.
  • El materialismo: En este mundo hay mucho materialismo y la gente busca constantemente tener más cosas. Esta actitud se opone a la senda cristiana, que construye sus fundamentos en la humildad, el amor y el servicio.
  • La falta de prioridades espirituales: Muchos cristianos olvidan que el camino de Cristo debe guiarnos en nuestras vidas. Por lo tanto, se preocupan más de la satisfacción de sus necesidades materiales que la búsqueda espiritual.
  • La falta de compromiso con la fe: Muchos cristianos no están dispuestos a arriesgar su comodidad para difundir la palabra de Dios. Esto se debe principalmente a la tentación de satisfacer sus propias necesidades.
  • Las relaciones nocivas: Muchas personas están rodeadas de relaciones nocivas que les impiden llevar una vida santa como Dios desea. Esto incluye amistades tóxicas y relaciones románticas pecaminosas.
  • La creencia en mentiras: Mucha gente cree en mentiras contrarias a la verdad de Dios. Esto incluye mitos falsos sobre la religión, la cultura mundial y la ciencia.
  • La idolatría: La adoración de la fama, el dinero y el poder es común hoy en día, y mucha gente adora estas cosas por encima de Dios. Esto está totalmente prohibido por Dios, quien no comparte ni acepta el honor con otros.

Si quieres tener una vida cristiana verdadera y significativa, no debes conformarte a este siglo. El camino hacia la verdadera felicidad y libertad solo puede ser encontrado a través de Dios y de nosotros mismos.

Índice de Contenido
  1. ¿TODO se CUMPLIO tal como lo dijo PAUL WASHER?
  2. Paul Washer: "LA BIBLIA no dice QUE DIOS AMA al pecador, si Dice que ABORRECE al que hace MALDAD.
  3. Preguntas Relacionadas
    1. ¿Cuáles son las consecuencias de conformarse a este siglo en vez de seguir a Cristo?
    2. ¿Por qué es importante que la gente comience a dejar de conformarse al siglo para seguir los mandamientos de Cristo?
    3. ¿Cuáles son los principios bíblicos que respaldan el compromiso de no conformarse a este siglo?
    4. ¿Cómo podemos dejar de conformarnos y empezar a seguir a Cristo con nuestro comportamiento diario?
    5. ¿Qué esfuerzos debemos hacer para resistir esta presión?
  4. Conclusión

¿TODO se CUMPLIO tal como lo dijo PAUL WASHER?

Paul Washer: "LA BIBLIA no dice QUE DIOS AMA al pecador, si Dice que ABORRECE al que hace MALDAD.

Preguntas Relacionadas

¿Cuáles son las consecuencias de conformarse a este siglo en vez de seguir a Cristo?

Aquellos que se conforman con el "siglo" en lugar de seguir a Cristo están inevitablemente comprometidos a recibir las tristes consecuencias que esta opción trae. Pero, ¿cuáles son estas consecuencias?

  • Fracaso de la Promesa de una Vida Abundante: Cuando decidimos no seguir a Dios y vivir de acuerdo a los valores cristianos, nos negamos a obtener las promesas que Dios nos ofrece para nuestra vida. Estas incluyen la abundancia, la esperanza, la misericordia, la paz interior y el gozo. Muchas veces el resultado son relaciones tóxicas, vidas vacías o impulsos que derriban el potencial de crecimiento personal.
  • Separación de Dios: Elegir no poner a Dios en primer lugar y seguir los caminos del mundo en lugar de los perseguir los caminos de Dios significa que nos estamos alejando de él. Esta separación nos impide tener esa comunión íntima con el Padre que nos llena de amor, gracia y bendiciones.
  • Daño a Nuestro Testimonio: Si elegimos vivir una vida fuera de los caminos bíblicos, nuestro testimonio se verá afectado. Es mucho más difícil convencer a los demás de que Cristo es el único camino cuando nuestras acciones son contraproducentes. Si alguna de nuestras decisiones están en desacuerdo con los estándares cristianos, no seremos considerados como modelos a seguir.
  • Confusión Espiritual: Cuando tomamos decisiones que van en contra de lo que la Biblia dice, nos confundimos y perdemos el enfoque de la respuesta de Dios para nuestras vidas. Por mucho que podamos pensar que entendemos lo que es mejor para nosotros, la realidad es que estamos luchando una batalla espiritual en la que la corrupción terrenal es un agente fuerte. Si abrazamos eso, seremos arrastrados hacia el pecado hasta que no tengamos la fuerza ni la habilidad para volver a la senda.

¿Por qué es importante que la gente comience a dejar de conformarse al siglo para seguir los mandamientos de Cristo?

Es importante que la gente deje de conformarse al siglo para seguir los mandamientos de Cristo, ya que es lo único que nos garantiza el camino correcto para conseguir la vida eterna. Todos los principios y enseñanzas que Jesús trajo son el camino y la verdad que todos debemos seguir si queremos llegar a nuestra meta final.

A lo largo de la historia, la humanidad ha buscado vivir una vida sin temor alguno al fracaso o a la muerte. Sin embargo, solo hay una forma de lograrlo: cumplir con los mandamientos de Cristo. Esto significa vivir una vida de amor, humildad, misericordia, paciencia y compasión.

Esto nos ayuda a escapar de los vicios del mundo como el orgullo, el materialismo, la avaricia, el egoísmo y el hedonismo, los cuales solo nos conducen al fracaso y a la muerte eterna.

Cristo nos promete vida eterna pero también nos recuerda los sacrificios que debemos hacer para obtenerla. Debemos dejar de lado nuestros propios deseos y anhelos para poder cumplir con la voluntad de Dios. Esto significa vivir una vida alejada de los deseos terrenales a cambio de una vida llena de paz y felicidad.

Además, dejar de conformarse al siglo significa renunciar a los estándares impuestos por la sociedad. La sociedad nos dice que debemos estar a la moda, comprar cosas innecesarias, competir con los demás y vivir una vida de lujos. Sin embargo, el Señor nos enseña que debemos buscar los intereses del reino de Dios por encima de todo lo demás.

Por otra parte, vivir de acuerdo a los mandamientos de Cristo nos ayuda a desarrollar un carácter impecable y crístico. Esto significa amar al prójimo, respetar a los demás, servir con humildad a Dios y hacer el bien a los necesitados. Estos son principios que nos ayudan a mantenernos leales a Dios y a vivir una vida según sus principios.

¿Cuáles son los principios bíblicos que respaldan el compromiso de no conformarse a este siglo?

Romanos 12:2 nos dice que "No os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta." Por lo tanto, los principios bíblicos que respaldan el compromiso de no conformarse a este siglo son:

  • No debemos aceptar la manera de pensar y actuar establecida en el mundo.
  • Nuestra voluntad debe ser conforme a la voluntad de Dios.
  • Debemos mantenernos fieles a la palabra de Dios.
  • Es importante buscar la sabiduría de Dios con la oración y la lectura de la Biblia.
  • Debemos amar y servir a Dios por sobre todas las cosas.
  • Debemos obedecer los mandamientos de Dios.
  • Debemos vivir una vida santa según los principios de la Biblia.
  • Es fundamental mantener una relación íntima con el Señor.
  • Debemos ser ejemplos de Cristo para otros.

Al comprometernos a no conformarnos al mundo, estamos mostrando nuestro amor y compromiso con Dios. Esta actitud también nos permite gozar de los beneficios del Espíritu Santo y recibir las bendiciones de Dios. El Señor nos llama a ser un faro de luz en medio de la oscuridad y un testimonio de su gracia, misericordia y amor.

¿Cómo podemos dejar de conformarnos y empezar a seguir a Cristo con nuestro comportamiento diario?

Para dejar de conformarnos y empezar a seguir a Cristo con nuestro comportamiento diario, primero hay que entender por qué queremos cambiar. La motivación es la clave para el éxito, por lo que debemos comprometernos con Cristo y buscar su presencia para entender de dónde proviene nuestra identidad.

El arrepentimiento es el paso necesario en este proceso, y debemos estar dispuestos a pedir perdón por nuestros malos actos y esforzarnos por mejorar nuestras acciones a fin de seguir a Jesús.

Otra parte importante en el proceso de seguir a Cristo es despertar y renovar nuestra fe. Esto es algo que debemos hacer todos los días. Significa leer la palabra de Dios de forma regular, rezar sin cesar y practicar un comportamiento moral exemplar. Cuando buscamos acercarnos a Dios, la Biblia nos dice que él se acercará a nosotros. Esta es una promesa que todos podemos vivir cada día.

Además, como cristianos, debemos recordar que la importancia no está en lo que hacemos, sino en nuestra relación con Dios. Es por esto que debemos tratar de vivir en obediencia a sus mandamientos y permitir que Él guíe nuestras acciones cada día. Tenemos que tener la voluntad de resistir la tentación y rechazar el pecado, para que podamos vivir la misma vida que Cristo vivió.

¿Qué esfuerzos debemos hacer para resistir esta presión?

Aquí hay algunas cosas que podemos hacer:

  • Mantener una relación íntima con Dios: Esto significa orar y leer la Palabra de Dios regularmente para honrarlo y obedecer sus mandamientos. Esto nos ayuda a recordar que él es el Señor de nuestras vidas y nos ayuda a guiar nuestras decisiones.
  • Buscar y acercarnos a otros cristianos: Cristo nos llamó a tener comunión con sus seguidores, buscando apoyo y guía en otros cristianos. Al acercarnos a otros cristianos para compartir la Palabra de Dios, estamos resistiendo a la presión del mundo para conformarnos con el y recordándonos entre nosotros que debemos ser discípulos de Cristo.
  • Recordar nuestro llamado como cristianos: Debemos recordar que somos hijos de Dios y que tenemos un llamado especial a seguir a Jesús. Hay que recordar que estamos aquí para glorificar a Dios y no para nosotros mismos. Al resistir a la tendencia a conformarse con el siglo, estamos recordando que somos discípulos de Cristo y que él debe estar primero.
  • Buscar la dirección de Dios en todo: Siempre debemos estar atentos para escuchar la voz de Dios y obedecer sus instrucciones. Esto nos ayudará a resistir a la presión para conformarnos con el mundo y nos permitirá vivir una vida santa y piadosa.

Conclusión

En conclusión, no debemos conformarnos a este siglo si queremos seguir a Cristo. La razón es clara y simple: este mundo no tiene nada que ofrecer que sea digno de emular para obtener los niveles de vida y satisfacción que el Señor nos puede proporcionar.

Por lo tanto, es importante que recordemos siempre las diez razones fundamentales para que rechacemos esta sociedad secular y la desestimemos en todos sus aspectos:

  • Es un mundo lleno de idolatría, pecado, violencia y corrupción.
  • Los bienes materiales no nos satisfacen ni nos resuelven los problemas.
  • Las diferentes influencias del mundo tratan de llevarnos lejos de Dios.
  • Nuestra vida diaria debe ser gobernada por los principios de Dios.
  • Necesitamos una nueva dirección y objetivos espirituales.
  • Debemos aprender a ser obedientes a la Palabra de Dios.
  • El temor reverente a Dios debe guiar nuestros pensamientos y acciones.
  • Pedimos humildemente la covidencia de Dios en nuestra vida.
  • Vivimos nuestra vida en dependencia de Dios, no de nosotros mismos.
  • Esperamos un mayor grado de amor, paz y alegría en nuestra vida.

Al final, debemos esforzarnos por vivir en armonía con la voluntad de Dios, resistiendo las tentaciones del mundo, acercándonos a Dios en oración y buscando constantemente su gracia. Esto le permitirá al cristiano vivir una vida productiva y exitosa, así como una profunda relación con su Salvador.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a 10 Razones Por Las Que No Debes Conformarte A Este Siglo Si Quieres Seguir A Cristo. puedes visitar la categoría Estudios Bíblicos.

Avatar De Ronald Padron

Ronald Padron

Licenciado en Comunicación Social, Redactor Web y Editor de Textos.

¡Más Contenido!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Usamos cookies para brindarte una experiencia personalizada, guardando tus preferencias y recordando tus visitas. Si presionas «Continuar», estarás dando tu consentimiento para usar todas las cookies. Sin embargo, si lo deseas, puedes visitar «Leer Más» para elegir qué cookies aceptar. Leer Más